Home

Bogotá

Artículo

Milanita y Milú fueron rescatadas en la localidad de Usaquén, barrio Cerro Norte.
Milanita y Milú fueron rescatadas en la localidad de Usaquén, barrio Cerro Norte. | Foto: IDPYBA

Bogotá

Distrito rescató a dos caninas que sufrían de aparente maltrato animal en Bogotá; no contaban con agua ni comida

El operativo se dio manera conjunta entre la Alcaldía Local y Policía ambiental en la localidad de Usaquén, en el barrio Cerro Norte.

Redacción Semana
8 de septiembre de 2023

En operativo conjunto con la Alcaldía Local y Policía ambiental en la localidad de Usaquén en el barrio Cerro Norte, el Distrito rescató a dos caninas que se encontraban en presunto maltrato animal y vivían bajo condiciones deficientes de bienestar.

El Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (IDPYBA) realizó las valoraciones correspondientes y solicitó la aprehensión material preventiva a las autoridades competentes.

“Realizaremos todos los esfuerzos por la recuperación física, emocional y social de Milanita y Milú. Le reiteramos a la ciudadanía la importancia de reconocer a los animales como seres sintientes, quienes requieren de nuestro amor y cuidado. Así mismo, agradecemos a las personas que reportan estos casos, porque son la voz de aquellos animales que no tienen la capacidad de defenderse ante el presunto maltrato, la negligencia y el abandono”, expresó Adriana Estrada, directora del IDPYBA.

Milú fue diagnosticada con dermatitis, mucosas pálidas, entre otras enfermedades.
Milú fue diagnosticada con dermatitis, mucosas pálidas, entre otras enfermedades. | Foto: IDPYBA

Milanita y Milú son dos caninas que se encontraban en condiciones de desatención por parte de sus cuidadores en la localidad de Usaquén. Milú fue diagnosticada con dermatitis, mucosas pálidas, lesión superior en la oreja y lesión en el pabellón izquierdo; además de presentar inflamación en el miembro posterior izquierdo y la punta de la cola necrosada.

En cuanto a Milú, presenta congestión en mucosas, conjuntivitis, lesión en la zona lumbar y con abdomen distendido.

Durante la visita se evidenció que no contaban con agua ni comida a voluntad. En su lugar de permanencia no había juguetes, ni espacios de enriquecimiento ambiental.

El Distrito solicitó la aprehensión material preventiva a las autoridades competentes.
El Distrito solicitó la aprehensión material preventiva a las autoridades competentes. | Foto: IDPYBA

Adicionalmente, no presentaron ningún soporte de vacunación ni atención médica veterinaria, incumpliendo así los compromisos establecidos en una visita realizada días previos. Teniendo en cuenta lo anterior y la verificación de las condiciones de bienestar de las caninas, se emitió un concepto desfavorable y sus cuidadores las entregaron de manera voluntaria.

Estos animales quedaron bajo la custodia del IDPYBA en donde están recibiendo atención y rehabilitación en espera de la resolución del proceso policivo, para el que se trasladan los hallazgos médico veterinarios y comportamentales a las autoridades. Adicionalmente, el Instituto se constituye como representante de las víctimas ante la justicia.

La Policía acompañó el operativo del rescate de las dos caninas.
La Policía acompañó el operativo del rescate de las dos caninas. | Foto: IDPYBA

Vale mencionar que en cuatro operativos en diferentes zonas de la ciudad en los últimos días, el Distrito rescató a otros cinco caninos que se encontraban en presunto maltrato animal y vivían bajo condiciones deficientes de bienestar.

En acompañamiento con otras entidades, el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal realizó las valoraciones correspondientes y solicitó la aprehensión material preventiva a las autoridades competentes.

Los perros fueron dejados a disposición del Instituto de Protección Animal.
Los perros fueron dejados a disposición del Instituto de Protección Animal. | Foto: IDPYBA

Zeus era uno de los caninos que se encontraba en condiciones de desatención por parte de sus cuidadores en la localidad de Suba. Durante la visita se evidenció un recipiente con agua y un plato sucio con concentrado y comida casera en aparente mal estado.

Adicionalmente, no presentaron ningún soporte de vacunación ni atención médica veterinaria, incumpliendo así los compromisos establecidos en una visita realizada días previos. De acuerdo con lo evidenciado, se emitió un concepto desfavorable y sus cuidadores lo entregaron de manera voluntaria.

A Sally, una canina ubicada en la localidad de Engativá, le realizaron la revisión médica veterinaria en la que se le diagnosticaron problemas dermatológicos, oídos sucios, sobrecrecimiento de uñas, pelo hirsuto, entre otras lesiones desatendidas en su lomo y presencia de moscos en la región de su cola. Los recipientes de comida y agua se encontraban sucios y en mal estado, y en su zona de permanencia había escombros.

Sally no contaba con un plan de desparasitación y vacunación, tampoco tenía espacios de enriquecimiento ambiental. Por lo anterior, se emitió concepto desfavorable y se realizó la aprehensión material preventiva con acompañamiento de la Policía del cuadrante.

A Sally le diagnosticaron problemas dermatológicos, oídos sucios, sobrecrecimiento de uñas, pelo hirsuto
A Sally le diagnosticaron problemas dermatológicos, oídos sucios, sobrecrecimiento de uñas, pelo hirsuto | Foto: IDPYBA

Por su parte, en la localidad de Ciudad Bolívar se realizó la visita verificación de las condiciones de Flóki, un canino que había permanecido aislado desde su nacimiento en una terraza sin atención por parte de sus cuidadores. La terraza se encontraba inundada de agua, por lo que no tenía un espacio idóneo para descansar, y el lugar estaba lleno de heces y orina, gran cantidad de moscas, basura e insalubridad.

Al intentar realizar el examen médico veterinario, el canino se comportó de manera agresiva e intentos de mordida; no obstante, se logró evidenciar baja condición corporal, conjuntivitis, mal estado en su pelaje y pulgas, entre otras lesiones desatendidas. Frente a su estado comportamental, se identificó gran ansiedad de búsqueda por alimento y agresividad al contacto.

Flóki permanecía en una terraza llena de agua.
Flóki permanecía en una terraza llena de agua. | Foto: IDPYBA

La tenedora no contaba con evidencias de atención médica veterinaria ni medicina preventiva, además, el animal nunca había salido de la vivienda. En su lugar de permanencia no había juguetes, ni espacios de enriquecimiento ambiental, y el vínculo con la persona responsable fue completamente nulo. Se emitió concepto desfavorable y se realizó la entrega voluntaria de Flóki.

En esta misma localidad, también se rescató a Kiara y Taison, dos caninos que se encontraban en una terraza en condición de desatención y presunto maltrato animal. Taison estaba amarrado con un cable en un área que no le permitía moverse con libertad. Su zona de resguardo y permanencia era insuficiente, el canino tiene baja condición corporal, pelo hirsuto, dermatitis, varias lesiones en piel, ojos, orejas y boca, sobrecrecimiento de uñas, laceración en la punta de la cola, entre otras lesiones desatendidas.