antioquia

Paro armado: 94 mil hogares sin gas en Antioquia

El Ejército Nacional acompaña a EPM en la distribución del gas natural para estabilizar el servicio.


Las Empresas Públicas de Medellín (EPM) reportaron que en 18 municipios de Antioquia hay desabastecimiento de gas natural por cuenta del paro armado del Clan del Golfo. Según la compañía, los camiones que distribuyen el servicio no tienen garantizada la seguridad.

Esa condición podría cambiar en las próximas horas porque el Ejército activó un procedimiento especial para escoltar a los vehículos de EPM. A raíz de eso, ya fue restablecida la atención en cinco pueblos del Oriente antioqueño: Abejorral, Cocorná, Sonsón, La Unión y San Luis.

De igual manera, a esta hora se desplazan por las vías del departamento vehículos con gas natural hacia las localidades de Entrerríos, Fredonia, Venecia, Titiribí, Támesis, Tarso y Pueblorrico.

Ahora bien, dado que todavía persiste la alteración del orden público, cerca de 94 mil familias no tienen el servicio activo en Apartadó, Arboletes, Carepa, Chigorodó, Necoclí, Turbo, San Pedro de Urabá, Urrao, Santa Rosa de Osos, Donmatías y Remedios.

Y, de acuerdo con los consumos de gas que se presenten de manera individual en cada municipio, este escenario se podría repetir en Yarumal, San Juan de Urabá, Mutatá y San Rafael.

“Se recomienda a clientes y usuarios de este servicio, cerrar las perillas y las válvulas de paso de los gasodomésticos, así como la válvula de corte general en el centro de medición del inmueble”, expresó EPM.

En consecuencia, la Asociación de Personerías del Bajo Cauca pidió acciones contundentes por parte del Estado para estabilizar las alteraciones que protagonizan los miembros del Clan de Golfo.

“En calidad de defensores de derechos se hace un llamado a la institucionalidad nacional y departamental, a reestablecer el orden, a garantizar el ejercicio pleno de los derechos fundamentales de nuestros ciudadanos”, afirmó la agremiación.

Importante: Decretan alerta amarilla hospitalaria en Antioquia por paro armado del Clan del Golfo

La Secretaría de Salud de Antioquia reguló el sistema hospitalario del departamento bajo la alerta amarilla, tras el paro armado que tiene activo el Clan del Golfo desde el 5 de mayo como retaliación por la extradición de alias Otoniel.

El decreto reconoce que hay una amenaza en los 125 municipios del territorio por los hechos violentos que ya ajustan tres días: quema de vehículos, hostigamientos, cierre de vías y, como consecuencia, desabastecimiento de algunos productos y servicios.

Ese escenario ha puesto en riesgo la salud de algunos habitantes, así lo confirmó la Asociación de Personerías del Bajo Cauca, subregión que concentra las mayores afectaciones producidas por los ilegales.

“Se abordan situaciones como la imposibilidad de transportar cadáveres y personas que requieren atenciones médicas en diferentes localidades. Se prevé desabastecimiento de oxígeno, elemento fundamental para la atención en salud, esto a razón de la suspensión del servicio de transporte. El cierre de las estaciones de gasolina impide el suministro de combustible a las ambulancias, imposibilitando las remisiones”, detalló la agremiación.

En consecuencia, la circular les ordenó a los centros médicos públicos y privados de los 125 municipios del departamento encender los planes de emergencia y contingencia. Además, regular los servicios de urgencias y coordinar la atención en salud de la población afectada por emergencias en el área de influencia.

Asimismo, para tener una lectura amplia sobre Antioquia en medio de la coyuntura, la Secretaría de Salud solicitó dos reportes diarios a los Centros Reguladores de Urgencias, Emergencias y Desastres (CRUE) sobre el comportamiento de atención: si un paciente en riesgo no puede ser trasladado por las vías debido a las amenazas, deberán notificarlo para que intervenga la Cruz Roja Internacional.

“Hacemos un llamado desde la Secretaría de Salud de Antioquia para que se respete la misión médica. Entiéndase la misión médica como las ambulancias, las clínicas, los hospitales, médicos, paramédicos y pacientes para que estén al margen del conflicto armado”, dijo César Gómez, subsecretario de Prestación de Servicios de Salud de Antioquia.

El funcionario denunció que, en el municipio de El Bagre, ubicado en el Bajo Cauca, tres pacientes estuvieron en riesgo porque un grupo de personas, supuestamente del Clan del Golfo, obstruyeron el paso de las ambulancias en medio del traslado.

Mientras que el gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria Correa, informó que interpondrá una denuncia ante la organización de Naciones Unidas, ONU, por la vulneración del Derecho Internacional Humanitario de tres maternas que tuvieron dificultades para desplazarse entre El Bagre y Caucasia, así como dos, con problemas para viajar de San Juan de Urabá a Montería.