Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2019/09/05 20:23

    Juegos de Guerra

    Un conflicto con Colombia, es una de las últimas cartas que Maduro cree que tiene en su poder, como ha sucedido tantas veces cuando gobiernos dictatoriales y débiles se encuentran al borde del colapso.

COMPARTIR

El dictador vecino y su camarilla político-militar frecuentemente denuncian que Colombia se prepara para invadir a Venezuela y que para “defender el territorio” se adelantan maniobras militares en la frontera con nuestro país. Como los anuncios se hacen ahora cada quince días, seguramente las maniobras son ininterrumpidas. 

De igual manera, siguiendo la costumbre de su mentor y predecesor, día de por medio acusa a Colombia de estar armando y entrenando “paramilitares” para llevar a cabo en Venezuela atentados contra altos personajes de su entorno. Ahora según Maduro, un bandido armado de un fusil, cualquiera que sea su origen y propósito, es “paramilitar”, no importa que sea narcotraficante, guerrillero o delincuente común. Los únicos que al parecer no son paramilitares para él, son los miembros del ELN y de las FARC que se encuentran en su territorio y que son sus aliados. 

Lo que no se sabe es si los miembros de cualquiera de esos grupos que ingrese a Venezuela, procedente de Colombia, pueda ser también calificado simplemente como “paramilitar” o como un “invasor” al territorio venezolano. En esa forma el régimen podría anunciar que está siendo víctima de la anunciada invasión colombiana. Así llegaría el esperado recurso de echar mano a una coyuntura para provocar un conflicto armado con Colombia. 

Es más, dada la urgencia de Maduro de “una guerrita” con Colombia bien podría darse el caso de que, el régimen venezolano le pidiera a un grupo de sus incondicionales aliados que, con indumentaria y armamento apropiados, “atacaran” algún objetivo en territorio venezolano. Estrategia utilizada con alguna frecuencia en algunos conflictos. 

Sin embargo, por más provocaciones que pudiera haber por parte de los esbirros de Maduro, la madurez y competencia del Ejército de Colombia asegura que de ninguna manera, van caer en una trampa del régimen venezolano. 

De todas maneras, un conflicto con Colombia, es una de las últimas cartas que Maduro cree que tiene en su poder, como ha sucedido tantas veces cuando gobiernos dictatoriales y débiles se encuentran al borde del colapso. 

Generalmente ese recurso tiene como telón de fondo una pretensión de carácter territorial latente en el sentimiento de la opinión pública. 

En Venezuela desde mucho tiempo atrás se ha vendido la falacia de que Colombia le “arrebató” la península de La Guajira, San Faustino y parte de los Llanos Orientales colombianos. Que el Laudo Arbitral de la Regente María Cristina de España, que fijó la frontera común, fue proferido a favor de Colombia entre otras cosas, porque nuestro embajador en Madrid supuestamente sedujo a la reina. Nada tan absurdo. 

Como infundada es la pretensión sobre la delimitación marítima en el Golfo de Venezuela. Sin embargo, ya en una oportunidad, amenazando con la fuerza a nuestro a país, se buscó hacer prevalecer los puntos de vista de los gobernantes de turno y de sus jefes militares.

El tema de Colombia es un recurso, para “tranquilizar” a los militares venezolanos en momentos de crisis, así como para recoger algunos sectores de la opinión pública.

(*) Decano de la facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1951

PORTADA

Elecciones bajo fuego

Tres candidatos a alcaldías asesinados, siete a concejos, más de 40 amenazados y 402 municipios en riesgo de sufrir episodios de violencia política forman la antesala de las elecciones de octubre. ¿Qué está pasando?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1951

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.