Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2019/04/25 12:52

    La estrategia de las verdades rectificadas

    El presidente Trump todos los días dice alguna cosa que genera fuertes reacciones y que sus asesores rápidamente tratan de atenuar. Era el estilo del general Velasco Alvarado en el Perú.

COMPARTIR

Entre 1968 y 1971, el presidente de facto del Perú el general Juan Velasco Alvarado, mantuvo como ministro del interior del régimen, a Armando Artola Azcarate, un regordete general de cabeza rapada, muy conocido en el país.

Velasco Alvarado hablaba de las reformas sociales que consideraba indispensables para el Perú, su canciller el general Edgardo Mercado Jarrín reivindicaba las 200 millas de mar territorial y su ministro de guerra, general Francisco Morales Bermúdez se refería a la “Guerra de las Ocasiones Perdidas”, como denominaron la guerra con Chile en la que Perú 100 años atrás perdió su provincia de Tarapacá.  

Artola era sin embargo el que todos los días daba declaraciones que estremecían a la opinión pública, en un tono mitad sarcástico y mitad verdad. Frecuentemente soltaba noticias sobre asuntos que se suponía que eran reservados, hablaba mal de ciertos funcionarios del mismo gobierno e incluso cometía lapsus que servían de diversión para la opinión pública. Por consiguiente, era el personaje central de los titulares de prensa ya que todo el mundo sabía que lo que decía, era lo que el gobierno pensaba pero que no se atrevía a decir: incluso con frecuencia lo rectificaban.

Frecuentemente los gobiernos tienen figuras que formulan declaraciones que causan todo tipo de reacciones no solamente dentro del país, sino en el exterior. En ocasiones sus jefes mediante protocolarios comunicados o declaraciones los rectifican, pero en otras no.

Algunas veces los que cumplen ese papel son los vicepresidentes, algún ministro o un embajador que generalmente. El problema se presenta cuando el que incurre en las declaraciones imprudentes es el jefe del estado y sus subordinados se ven en aulagas para tratar de corregirlas después de que han producido todo tipo de reacciones.

Ese es el caso del impredecible Trump, que   despide a sus inmediatos colaboradores vía twitter y arremete contra sus aliados occidentales y de la OTAN. Sus recientes expresiones contra Colombia por el incremento en la producción de cocaína y el incremento de los cultivos ilícitos, no se habían dado por parte de un mandatario norteamericano, ni siquiera en los tiempos en los que las relaciones entre los dos países fueron más tensas, durante el proceso 8000 o cuando el congreso colombiano declaró inconstitucional la ley aprobatoria del tratado de extradición con los Estados Unidos. 

Sin embargo, poco después del sorpresivo regaño de Trump, el Secretario de Estado viajó a nuestro país para pasar revista de inspección en la frontera con Venezuela y enviar algunos mensajes a Maduro. Además de saludar a la gente y recibir los consabidos obsequios de los niños, felicitó al presidente Duque por su lucha contra el narcotráfico y por su posición de punta de lanza para provocar la caída del dictador venezolano. Eludió hábilmente las preguntas sobre las declaraciones de Trump…y todo siguió, en la mayor cordialidad.

Parece que ahora “el Artola” en los Estados Unidos es el mismo Trump y sus asesores sufren para atenuar sus frecuentes declaraciones. Sin embargo, como pasaba en el Perú, a muchos norteamericanos les gusta ese estilo y eso lo sabe el mandatario.  

(*) Profesor de la facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la universidad del Rosario. 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1932

PORTADA

Portada: ¿Chantaje diplomático?

La cancelación de la visa a magistrados y políticos se ha convertido en la nueva herramienta de presión internacional del Gobierno de Donald Trump.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1933

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.