Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Opinión

  • | 2018/05/24 11:16

    Petro: El gran Lebowski

    La desacreditada política colombiana tomó algún rasgo de seriedad las veces en que Petro se subió a la tarima.

COMPARTIR

Los políticos de provincia no somos más que simples lavaperros de la élite bogotana, me dijo con sorna un importante líder del uribismo. A Serpa le cerraron el paso a la Presidencia porque había nacido en un pueblo, estudiado en una universidad pública, vestía trajes baratos y lucía un bigote corronchísimo, agregó. Nojoda, le dije carcajeándome, para ser uribista tienes un buen sentido del humor. El guion, pensé, está escrito para que unas cuantas familias ocupen el solio de Bolívar. Es la política guionizada que solo despierta bostezos y abstencionismo.

Así estaban las cosas hasta que se coló en escena alguien al que daban por perdido: Gustavo Petro. El attrezzo que tenían preparado se vino al suelo. Los guionistas habían sentenciado la suerte de Petro, tal como lo hace el autoritario y despiadado viejo oligarca de El Gran Lebowski, el extraordinario filme de los hermanos Coen: “Su revolución ha terminado, señor Lebowski, mis condolencias. Los vagos perdieron”. “El Nota” (interpretado por Jeff Bridges) rechaza la cantaleta del viejo y decide por su cuenta buscar a los que mearon en su alfombra.

Petro salió a rebuscarse la vida en la calle. A las multitudes que congregaba en las plazas les explicó que era posible escribir un guion diferente. Un libreto en el que los protagonistas fueran como la gente corriente. Petro es el gran pedagogo de esta singular campaña electoral que estaba condenada al olvido. Como cualquier maestro de escuela, el candidato de Colombia Humana fue explicando a la muchedumbre que hay un país más allá de la élite que ha gobernado como les ha venido en gana. El país ha ganado en educación política gracias al empeño pedagógico de Petro. La desacreditada política colombiana tomó algún rasgo de seriedad las veces en que Petro se subió a la tarima.

Un cosquilleo recorre al país. Los medios, sobra decirlo, se han juntado contra Petro. Conductores de noticias, columnistas y opinadores que llevan años polarizando al país con su carreta y sus escritos se quejan de la retórica “polarizante” de Petro, tal como si la lucha por la Presidencia fuera un reinado de belleza y no un escenario de confrontación de ideas. Hay escritos que son una vergüenza para el periodismo tales como la de adivinar los planes de Petro basándose en sus rasgos físicos o por lo que dijo fulano, mengano, zutano y perengano acerca de él. No faltan los “humoristas” de estrato XL que tratan de ridiculizar al candidato de Colombia Humana a través de bochinches que nada tienen que ver con el humor popular.

Una cosa es el pueblo bogotano y otra la élite bogotana. Para la élite bogotana Jorge Eliécer Gaitán era el "Negro Gaitán” o el “Indio Gaitán”. Hay quienes se sienten parte de esa élite, aunque no hagan parte de ella. A eso le llaman arribismo en la mayoría de los países y lagartería en Colombia. Son los que al principio ningunearon a Petro, luego crearon el cuento de que era “tóxico” y no tenía de dónde crecer. Ahora que Petro cogió vuelo se inventaron la patraña de la “polarización” para marear la perdiz. Son los que nunca votarían por un negro, un indio, un pobre de solemnidad, un provinciano.  El problema de Colombia no es Petro sino el elitismo bogotano que no ha permitido que a la mayoría social de Colombia le caiga en el plato alguna migaja del crecimiento económico. No estaría mal “El Nota” darle una lección al Señor Lebowski.

P.D.: Carlos Lozano, director de Voz, un hombre coherente con la paz y la justicia social hasta el último minuto de su vida. Que la tierra se te sea leve, entrañable Carlos.

* Escritor y analista político

En Twitter: @Yezid_Ar_D

Blog: En el puente: a las seis es la cita

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1910

PORTADA

Duque: ¿Llegó el momento de dar un timonazo?

¿Es hora de que el presidente Duque introduzca ajustes en su gobierno? Análisis de SEMANA.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1910

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.