ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Opinión

  • | 2020/06/08 23:21

    También hay buenas noticias

    La experiencia de Hidroituango, después de las dificultades ambientales, se ha estructurado como un verdadero escenario de oportunidades y de eficiencia administrativa, en la que el proceso de restitución de condiciones de vida se ha constituido como motor de progreso.

COMPARTIR

Durante estos momentos de tanta complejidad, después de ya varios meses confinados en nuestros hogares, es normal encontrarnos con titulares pesimistas, son frecuentes las voces de inconformidad y de rechazo, y si a eso sumamos la situación por la que atraviesa el mundo a causa de las protestas generalizadas, estamos ante un escenario bastante negativo, así las cosas, esta semana, decidimos salirnos un poco de este enfrascamiento, y por ello quisimos plasmar en este espacio algo positivo, algo que constituya una voz de aliento en medio de tanta dificultad, de ahí que me di a la tarea de revisar en los titulares de los últimos meses alguna circunstancia que nos permita fijar una opinión de manera propositiva, en la que logremos destacar y celebrar, en vez de seguir adentrándonos en la negatividad y la desesperanza.

En este entender, encontré un titular, ya de algunos meses, que francamente me llamó la atención y tiene que ver con la apuesta de EPM en recomponer los estragos que ocasionó la tragedia del año 2018 en el río Cauca, me di a la tarea de analizar sus proyectos, sus gestiones y sus apuestas, y de revisar su situación de hoy y casi que de manera irrevocable logré llegar a una conclusión; el actual gerente de esta empresa, se enfrenta al desafío administrativo más grande que alguna empresa en Colombia haya tenido que afrontar, demostrando que los paisas son modelo de tenacidad y resistencia.

Para nadie es un secreto las enormes dificultades que el proyecto Hidroituango ha traído  consigo, una tragedia ambiental, un desastre hídrico, en fin, los apelativos han sido voraces, con relación a los hechos que acontecieron en abril de 2018, sin embargo, es poco lo que se habla del complejo proceso de reparación y resarcimiento que en cabeza de EPM, se ha desarrollado en estos dos años, estructurando tal vez uno de los planes más ambiciosos en nuestro país en lo relativo a la restitución de condiciones de vida, un proyecto en el que de manera integral se han oído, acompañado y resarcido  los clamores de las 258 familias, que como consecuencia de la emergencia del día 28 de abril de 2018 en los municipios de Valdivia, Tarazá, Cáceres, Caucasia y Nechí, perdieron todo lo que habían construido en décadas de trabajo. Hoy, en junio de 2020, EPM ha logrado satisfacer el 97 por ciento de las concertaciones económicas con los damnificados incluyendo compensaciones económicas para personas que por causa de la modificación del caudal del río Cauca, vieron afectadas sus actividades laborales, como es el caso de mineros, compradores de oro, arrieros, volqueteros, paleros y transportadores fluviales, con quienes también se lograron fórmulas de compensación pecuniaria.

La apuesta hecha por EPM es de tal contundencia que en desarrollo de las actividades de reinserción se logró materializar la creación de 11.500 empleos directos, se ha logrado terminar la construcción y mejoramiento del 90 por ciento de la infraestructura educativa en el área de influencia del proyecto, así mismo la apuesta en reivindicación de derechos humanos en atención directa a las víctimas, rehabilitación, educación sobre el riesgo de las minas y acompañamiento psicológico.

Nunca lograremos entender por qué razón, las buenas noticias no son tan taquilleras como son las malas, paradójicamente, estos hechos pasan desapercibidos ante la opinión pública, al punto de que si preguntáramos a la ciudadanía en general su percepción sobre Hidroituango, estamos seguros de que solo vendrían a la mente los elementos negativos relacionados con la tragedia, lógicamente nuestra intención no es la de minimizar la trascendencia del terrible episodio ambiental pues claramente los hechos ocurridos en el río Cauca fueron gravísimos, claro que son circunstancias que jamás deben repetirse, pero definitivamente nadie habla o menciona la magnitud de los aspectos positivos que después de la tragedia se tradujeron en  tal vez el programa de resarcimiento y la reconstrucción más ambicioso de Colombia,  que sin duda trascendieron de un escenario calamitoso a un verdadero brote de desarrollo, integración y realización como sociedad.

Es claro que estamos ante una de esas circunstancias en las que se ha logrado materializar y concretar sobre los errores, al punto de generar de ahí soluciones, que sin duda no se hubieran producido sin el liderazgo y empoderamiento que EPM tomó para lograr transformar la tragedia en un episodio de desarrollo, del cual tendremos que aprender y lograr replicar, en muchos otros rincones de nuestro país. Es increíble que hoy, en junio del año 2020, sigamos buscando los responsables por el desplome de un puente en la vía al Llano, en vez de haber tomado ejemplo del trabajo de recomposición que EPM desarrolló, trabajo que no solo se concibió como un natural resarcimiento para los afectados, sino como un vehículo para la verdadera inclusión de la ciudadanía con el proyecto.

Es claro que en el proyecto de Hidroituango además de determinar las causas por la cuales la tragedia se ocasionó, a fin de dejar absoluta claridad y así mismo procurar que estas nunca se repitan, el proyecto tomó vida, y se constituyó como una verdadera herramienta inclusiva de reparación, en la que la conciencia social de los socios del proyecto apeló a la satisfacción colectiva de necesidades, con una inversión cercana a los 100 millones de dólares destinados a mejorar las condiciones de vida de los habitantes dentro de la zona de influencia del proyecto, permitiendo establecer un verdadero fortalecimiento institucional mediante la dotación y construcción de vías de acceso, mejoramiento en la infraestructura general de los diversos municipios ubicados dentro de la zona de influencia,  programas de establecimiento de cadenas productivas en el sector agropecuario y forestal, así como la asistencia técnica, capacitación, adquisición de insumos, herramientas y equipos han logrado cambiar la cara de una tragedia por la de una verdadera política de eficiencia y responsabilidad empresarial.

Podemos concluir, advirtiendo que si Hidroituango fue concebido como un gran proyecto hidroeléctrico, por lo que vemos en cuanto a su tamaño y magnitud, nuestro amigo Álvaro Guillermo Rendón lo está volviendo el proyecto más importante de Colombia desde todo punto de vista, Ituango  se constituye como la gran apuesta de Medellín al liderazgo nacional.

P.D.: Afectar la honra de una persona cuando se opina es de humanos, pero rectificar es de hombres grandes. Abelardo de la Espriella corrigió una información no veraz en El Heraldo respecto de Germán Calderón España recalcando que “es un ciudadano y profesional a carta cabal”.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1996

PORTADA

Los desaparecidos de la guerra: así es la búsqueda en los cementerios del país

Alrededor de 25.000 cuerpos no identificados permanecen enterrados en los cementerios del país, la mayoría como consecuencia del conflicto. La Fiscalía ya ha exhumado 2.400. Radiografía de una dolorosa búsqueda por decenas de camposantos.

05

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1996

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall