Parque Tecnológico Ambiental Antanas, en el departamento de Nariño.
Parque Tecnológico Ambiental Antanas, en el departamento de Nariño. - Foto: Revista Semana

sostenible

Colombia cuenta con los indicadores más altos en cobertura de tratamiento de residuos sólidos de Latinoamérica

Aún existe un 6 % del territorio, distribuido en varios municipios, que tiene botaderos de basura tradicionales y es algo en lo que se debe avanzar en el país para llegar a una cobertura del 100 %.

Se cree que el proceso de desecho de residuos orgánicos o reciclables termina al pasar el sanitario o botar la basura. Por el contrario, es ahí donde realmente comienza. Después de que todo esto sale de su casa, comienza un proceso ambiental de disposición de residuos que involucra la logística de recolección y transporte para llevarlos a un lugar con tecnología de tratamiento.

Las tecnologías han mejorado desde las épocas del desastre de Doña Juana, en Bogotá, incluso en esos espacios destinados para la disposición de desechos. A diferencia de los tradicionales rellenos sanitarios, ahora existen los parques tecnológicos ambientales, concebidos como lugares con tecnologías modernas para el tratamiento y disposición de residuos.

En palabras de Jhon Martínez, director de relaciones institucionales y regulación de Veolia Colombia, los botaderos de basura son los lugares para la disposición de residuo que no tienen control. “Son las imágenes que están en el imaginario de las personas, de esos lugares repletos de basura con personas y animales alrededor”.

Los parques tecnológicos ambientales, por su parte, son espacios con un manejo técnico de los lixiviados (los líquidos que resultan de la descomposición de la basura). Tienen, además, manejo de los vectores (elementos que pueden crear contaminación como roedores y moscas) y manejo de los gases que se producen por la descomposición de los residuos. Se trata de un espacio con tecnología e ingeniería adecuada para la disposición y tratamiento de desechos sólidos y de residuos.

En este contexto de transformación, en el que es necesario avanzar a una mejor gestión de los residuos, los parques tecnológicos ambientales, además de incluir toda una avanzada de tecnología, trabajan a partir del concepto de integralidad.

Los residuos tienen, según su naturaleza y uso, distintas formas de manejo. “Los de la construcción se manejan de una manera diferente a los domiciliarios y a los peligrosos. En estos espacios hay estaciones de aprovechamiento, en donde se hace un manejo adecuado y diferente según el tipo de material”.

A diferencia de los rellenos sanitarios, los parques tecnológicos ambientales tienen otro factor adicional y es la integración con el entorno natural y social. Son espacios con viveros, huertos, canchas deportivas, caminatas ecológicas, parques recreativos y aulas para dar capacitaciones ambientales a los colegios de las comunidades aledañas. Son espacios que integran a las comunidades y además contribuyen a educarlas sobre lo que realmente significa el aprovechamiento y gestión de los residuos.

El experto de Veolia Colombia asegura que en Colombia existen unos 11 parques tecnológicos ambientales, algunos se dedican al aprovechamiento de residuos municipales y otros al de residuos peligrosos. En Pasto, Manizales, el Valle y Cúcuta están cuatro de los más avanzados y modernos, donde el concepto de parque tecnológico ambiental ha logrado su objetivo en toda su extensión. En Barranquilla y en Mosquera, por ejemplo, hay espacios únicos para residuos peligrosos con especificaciones altas orientadas con esta práctica.

Según Martínez, las comunidades por lo general terminan sorprendidas de los espacios que se gestan a su alrededor cuando se construye un parque tecnológico ambiental. “Muchas veces temen cuando hay un proyecto de este tipo porque lo asocian con los tradicionales rellenos sanitarios, pero la experiencia de las comunidades que ya conviven con estos espacios es diferente y opuesta a lo que creen. El parque tecnológico ambiental de Manizales, que está a unos pocos kilómetros del casco urbano, venció el imaginario negativo de la ciudadanía y en la actualidad, lejos de afectarlos, resultan beneficiados”.

Parque Tecnológico Ambiental Guayabal, en el departamento de Norte de Santander.
Parque Tecnológico Ambiental Guayabal, en el departamento de Norte de Santander. - Foto: Revista Semana

Hay normas que regulan la forma cómo se deben construir estos espacios, de modo que no afecten las fuentes hídricas aledañas, flora y fauna. Las tecnologías prevén canalizaciones para aprovechar las lluvias, como recursos naturales para utilización del agua, todo en función del lugar.

Los parques tecnológicos ambientales son una tecnología ya aceptada, de uso frecuente en el mundo. Su evolución nació en Europa, donde las exigencias ambientales han avanzado mucho más rápido que en otras partes del mundo. Veolia, por ser una compañía de origen francés, ha adoptado ciertas tecnologías en Colombia para mejorar los sistemas de control y de gestión de residuos, los parques tecnológicos ambientales son muestra de ello.

Estas son alternativas regionales para cubrir a varios municipios. “En Colombia existe unos de los indicadores más altos de cobertura de tratamiento de residuos sólidos de la región, del 94 %, pero hay un 6 % distribuido en varios municipios que aún tienen botaderos y es algo en lo que se debe avanzar en el país para llegar a una cobertura del 100 %”.