medio ambiente

Guías de perros policías entrenan internacionalmente para combatir el tráfico de flora y fauna

Después del narcotráfico y el tráfico ilegal de armas, el tráfico de especies de fauna y flora silvestre es la actividad ilícita que más rentabilidad genera en el mundo entero y Colombia por su diversidad termina convirtiéndose en uno de los principales blancos de delincuentes.


Este viernes finaliza el primer encuentro internacional de guías caninos bajo el lema “Binomios comprometidos con la protección de la fauna silvestre”, que durante tres días reunió a policías de siete países: Bolivia, Brasil, Ecuador, Perú, Guatemala, Indonesia y Estados Unidos, este evento que pretende capacitar a los guías y a los perros en la identificación de fauna y flora silvestre que es traficada por el mundo entero de manera clandestina, causando daños irreparables al ecosistema, se realizó en coordinación con la Unión Europea, Wildlife Conservation Society (WCS) y la Alianza por la Fauna Silvestre y los bosques.

La Dirección de Protección y Servicios Especiales tiene como misión proteger los recursos naturales y crear estrategias junto con otras especialidades de la entidad para contrarrestar este crimen tras nacional. Por esa razón, durante este evento la Policía presentó el trabajo adelantado por los binomios caninos, que, junto al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, desde el año 2013, adelantan el adiestramiento de caninos en detección de especies silvestres y la creación del banco de olores que ha permitido la captura de 3.892 personas en 2021, por cometer delitos que atentan directamente la biodiversidad de los ecosistemas.

Este banco de olores es el laboratorio en el que se preparan los caninos, en el cual existen plumas de aves, piel de serpiente, huesos de mono o restos de su pelaje, facilitando el entrenamiento que hace parte de la asociación, que le permite al animal rastrear olores detectando su presencia al momento de ser movilizados, transportados en diferentes formas y permite así preparar a los perros como parte de la labor que adelantan en el país.

Desde la Policía recalcan que este entrenamiento que inició en 2016 hace parte de la estrategia para la detección animal, y en la actualidad cuenta con 14 perros entrenados, que por sus características especiales de raza e instintos son preparados en la Escuela de guías y adiestramiento canino “Agente Álvaro Rojas Ahumada”, donde se les enseña a identificar el olor de otras especies, como tortugas, monos y aves.

Policía Nacional y sus caninos
Policía Nacional y sus caninos - Foto: Suministrada por la Dipro

Estos perros y guías patrullan en zonas estratégicas de mayor tráfico, como la región Amazónica, y en las ciudades de Barranquilla, Montería, Medellín, Bogotá, entre otras, logrando así el reconocimiento a nivel operacional, con 14.513 especies recuperadas y la captura de 3.892 personas en 2021. Gracias a su infalible olfato, los resultados obtenidos por los caninos convierten a la Policía de Colombia en pionera a nivel mundial en el desarrollo técnicas de entrenamiento de perros en detección de especies silvestres.

Cabe recordar que son los perros parte fundamental del desarrollo operacional de la fuerza pública en nuestro país a demás que se terminan convirtiendo en verdaderos héroes. “Para mí Cami es un ángel porque nos ha salvado la vida varias veces, no solo a mí, sino a mis compañeros. Gracias a ella puedo estar acá”, así resume el patrullero Andrés Osorio su relación con una labrador de cuatro años. Desde hace dos son compañeros de trabajo. En Tumaco hay muchas historias de heroísmo que quedan ocultas bajo la espesa selva. Cami, evitó que un pelotón de 11 policías antinarcóticos muriese.

Policía Nacional y sus caninos
Policía Nacional y sus caninos - Foto: Cortesía de la Dipro

La perrita estaba tan bien entrenada que su gran olfato alcanzó a identificar los explosivos a una distancia prudente, lo que dio tiempo para desactivar los explosivos, que, según el experto, tenía el alcance para destruir cinco cuadras a la redonda.

Es por eso es que para la Policía estos animalitos son un miembro más de la institución que con su destreza contrarrestan el crimen.