Getty Creativo
El número de denuncias ha aumentado más del 8 % que en 2021. - Foto: Getty Images

nación

No coma cuento: estas son las estafas virtuales más comunes en Colombia; así las puede identificar

En los primeros seis meses del 2022 se hicieron más de 29 mil denuncias sobre estafas y delitos informáticos

Si bien el acceso a la tecnología ha facilitado la vida de muchos, también ha traído consigo nuevas formas de delito. A diario en Colombia, miles de personas son blancos de estafas, algunos caen y otros se escapan por poco. Las denuncias de ciudadanos víctimas de estafas por internet son cada vez más comunes y es que con tan solo un clic, delincuentes tendrán a su disposición toda la información de la víctima.

En los primeros seis meses del 2022, según la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT), fueron hechas más de 29 mil denuncias sobre estafas y delitos informáticos. Esto corresponde a más del 75 % de los reportes realizados en el 2019 y más del 8 % de las denuncias en 2021. Es decir, que con el pasar de los años se presenta un incremento significativo en esta modalidad delictiva.

Estafas más comunes en Colombia

Así como se establece el número de personas que denuncian estos delitos, también se ha evidenciado el tipo de estafa o la modalidad más común para realizar actos delictivos a través de internet; y es que en Colombia se ha evidenciado que la población suele caer en tres modalidades: phishing, vishing, smishing.

Smishing o mensaje de texto (SMS)

Hola, por ser cliente fiel de nuestro banco, has sido elegido como el afortunado ganador de un carro 0 km. Para reclamarlo, solo debes ingresar los datos en el siguiente link...”, muchos colombianos ha recibido mensajes como este; y al dar clic la estafa se hace efectiva. Esta modalidad es conocida como: Smishing.

Los delincuentes suelen enviar mensajes de texto haciéndose pasar por bancos, empresas, comercios, etc. Donde adjuntan un enlace que al darle clic podrán tener acceso a una gran variedad de información personal almacenada en el dispositivo.

Últimamente, la modalidad más común, es haciéndose pasar por empresas como Amazon, MercadoLibre y Facebook; también en el cuerpo del mensaje prometen trabajos con ingresos superiores a $200.000 pesos diarios o premios, a los que el usuario puede acceder presionando un link fraudulento o contactando a un número de WhatsApp.

Celular. Tero Vesalainen / Getty Images.
Las estafas llegan a través de SMS. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Phishing o correo electrónico

Esta modalidad es similar a la anterior, pero en vez de SMS la trampa es enviada por correo electrónico. Aquí los criminales suelen suplantar la identidad de entidades gubernamentales o financieras, así como de empresas de pagos en línea.

Los delincuentes envían correos electrónicos con la excusa de “actualizar sus datos”, esto con el fin de obtener datos privados con la que pueden acceder a información financiera y así adueñarse de su dinero y productos financieros.

En el cuerpo del correo le informan al usuario sobre un presunto problema con sus cuentas bancarias. El preocupado ingresa a un link fraudulento y ahí se consolida el fraude.

Los delincuentes suplantan la identidad de empresas por medio de correos electrónicos.

Vishing de bancos

Este tipo de estafas suelen realizarse a través de llamadas telefónicas. Los criminales suelen llamar a sus víctimas haciéndose pasar por asesores de bancos o ejecutivos. Por medio de esta suplantación de identidad, logran ganarse la confianza de las personas.

Posteriormente, solicitan información como los últimos 4 números y los dígitos de seguridad, y así consiguen apoderarse del producto.

Toma recortada de una atractiva joven empresaria con audifonos y sentada sola en su oficina. Atención al cliente por llamadas.
Los criminales suplantan la identidad de las empresas por medio de una llamada telefónica. - Foto: Getty Images

¿Cómo reconocer una estafa por internet?

En estos casos, la desconfianza es el mayor aliado, si la persona que recibió un mensaje no ha participado por algún premio o no es usuario de la entidad bancaria con la que se presenta el mensaje o llamada, esto automáticamente es una señal de alarma.

En el caso de correos o mensajes de texto (SMS), se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Normalmente, los mensajes de texto enviados por empresas, se hace a través de códigos cortos como por ejemplo “123″ o “426″. Es decir que si el mensaje está siendo enviado por un número común y corriente, podría ser una estafa.
  • Por su parte, los correo oficiales recibidos de empresas suelen tener luego del @ el nombre la entidad. Por ende, si el mensaje recibido, haciéndose pasar por un banco, por ejemplo y termina en @gmail.com, en definitiva es una señal de estafa.

Por otro lado, se recomienda lo siguiente:

  • Verificar que el correo electrónico en el cuerpo del mensaje tenga información oficial de la empresa.
  • No comunicarse a los números de teléfono o WhatsApp que se le indique.
  • Evite abrir enlaces que lleguen por correo, mensaje de texto o WhatsApp.
  • No proporcionar información de seguridad a personas por llamadas.