emprendimiento

7 comportamientos que los emprendedores deben evitar en su camino al éxito

Como empresario, es importante no esperar el éxito de la noche a la mañana, sino trabajar duro para obtener resultados. Evite estos 7 comportamientos en su camino hacia el éxito.


Ser emprendedor es una de los oficios más deseados ¿quién no querría comenzar su propio negocio, ser su propio jefe y ganar dinero por su cuenta? Sin embargo, no es así de sencillo. 

Desafortunadamente sólo pocas personas que empiezan un negocio tienen éxito. De hecho, según Confecámaras,  el 70% de las pequeñas y medianas empresas colombianas fracasan en los primeros cinco años.  

Pero, ¿qué separa a estos pocos de la multitud? ¿Por qué no todos tienen éxito al iniciar su propio negocio? Además de factores como la competencia, el capital, la demanda,  entre otros, los negocios también necesitan una persona con la mentalidad adecuada para tomar decisiones y afrontar cualquier obstáculo. 

Estos son algunos comportamientos que debe evitar en el camino al éxito de su emprendimiento. 

Seguir en su zona de confort 

¿Está pensando en emprender? Prepárese para salir de su zona de confort. La mayoría de las personas disfrutan de la comodidad de su trabajo diario, pues es predecible y tiene un salario constante. 

Dejar esas ese estatus de comodidad puede ser difícil y, al principio, puede continuar con su empleo mientras le dedica tiempo a desarrollar sus sueños. Sin embargo, si alguna vez quiere comprometerse plenamente con su emprendimiento, tendrá que renunciar a las comodidades de su trabajo. Acostúmbrese a sentirse incómodo.

Ser perezoso

La pereza y el espíritu empresarial se excluyen mutuamente. Las personas usualmente subestiman la cantidad de trabajo que se requiere para iniciar su propio negocio. 

Inclusive, puede que no comience siendo una persona perezosa, pero una vez que empiece y se de cuenta de cuánto trabajo realmente se requiere, es fácil querer tirar la toalla. 

Comprenda que ser perezoso no solucionará nada. Sea proactivo y enfrente los desafíos. 

Tener una mentalidad negativa

Emprender requiere una actitud positiva y esperanzada. Iniciar un negocio nunca es fácil y muy pocas veces se vuelve rentable de inmediato. 

Tener una actitud positiva es vital para mantener su negocio a flote. Sea realista, pero nunca negativo. Una actitud negativa sólo hará que se cuestione y le dé miedo el futuro; lo cual no lo llevará a crear un negocio exitoso.

Seguir a la multitud

Si está enfocando su producto o servicio de la misma manera que sus competidores, ¿cuál es el objetivo de su negocio? ¿Cómo se va a diferenciar para atraer nuevos clientes? 

Es importante tener un punto de vista único, que su producto tenga valor agregado y no siga a la multitud.

Ir a lo seguro

Ser emprendedor implica tomar grandes riesgos y algunos de ellos serán acertados y otros no. Comprenda que como emprendedor fracasará y tomará malas decisiones y eso está bien. El fracaso es parte del aprendizaje. 

Lo importante en este punto es cómo enfrenta los errores y si aprende o no de ellos.  No permita que los errores lo invadan y no le permitan tomar más riesgos. Puede que el próximo riesgo sea su gran oportunidad. 

Ser impaciente

Un emprendimiento rara vez tiene éxito de la noche a la mañana. Cuando inicie su negocio, puede pasar mucho tiempo antes de que genere ganancias. 

Esto no significa que deba dejar de trabajar. Las empresas requieren de tiempo y trabajo duro, y para tener una historia de éxito debe ser paciente. 

Tenga hambre por hacer más, pero comprenda que todo lo bueno toma tiempo.

Asumir que lo sabe todo

No importa cuánto estudio o experiencia tenga, siempre hay más que aprender. Un emprendedor debe estar dispuesto a inspirarse y aprender de quienes lo rodean, tanto de sus colaboradores, como familiares, socios, proveedores y clientes. 

Puede que sea un experto en su industria, pero eso no significa que sepa todo de los negocios. La humildad es una virtud muy valiosa para los emprendedores.