Aguacate: estos son los beneficios que tiene para el entrenamiento físico y el sistema inmunológico
El aguacate es una buena fuente de grasa salusable. - Foto: Getty Images

salud

Aguacate: estos son los beneficios que tiene para el entrenamiento físico y el sistema inmunológico

Esta fruta contiene las vitaminas A, C, E, B1 y minerales como el calcio, el zinc, el magnesio y el hierro, que hacen que el cuerpo humano tenga un buen funcionamiento.

El aguacate, un fruto que muchas veces es confundido como verdura, es quizás uno de los alimentos que más está presente en los platos gracias a las múltiples propiedades que lo componen. No solo es fuente de vitaminas, sino de grasas saludables, fibra, potasio, entre otros. Así como es aprovechado ampliamente para múltiples recetas culinarias, posee propiedades para el cabello y la piel, para proteger los músculos y ayudar al sistema inmunológico.

De acuerdo con la revista de la Procuraduría Federal del Consumidor de México (Profeco) –uno de los países con mayor producción de aguacate en el mundo–, el aguacate contiene más de 20 vitaminas y minerales que contribuyen a la reducción del colesterol malo y ayuda a evitar enfermedades del corazón. Este fruto contiene un compuesto químico llamado β-Sitosterol, que se encuentra en forma natural en las plantas y que ayuda a prevenir las concentraciones de colesterol en la sangre. Cuando se consume aguacate, hay una importante reducción de este en el organismo.

Según la publicación, esta fruta verde es rica en potasio, un mineral que ayuda a la contracción de los músculos y al buen funcionamiento de los nervios, lo que permite mantener un ritmo cardiaco constante. Lo anterior sin dejar de lado las vitaminas que ayudan a fortalecer el sistema inmunitario, que permiten prevenir que las personas puedan sufrir de infecciones y enfermedades.

También contiene las vitaminas A, C, E, B1 y minerales como el calcio, el zinc, el magnesio y el hierro, que hacen que el cuerpo humano tenga un buen funcionamiento, pues aporta al crecimiento de las defensas y evita padecer de enfermedades del corazón.

Sumado a lo anterior, el aguacate ayuda a expulsar los desechos de las células y permite mitigar los efectos nocivos que el sodio causa en la presión arterial.

Cuando las personas practican deporte o algún tipo de entrenamiento físico, una de las primeras palabras que salen a la luz es el potasio, un mineral que el cuerpo necesita para funcionar normalmente. En ese sentido, el aguacate aporta importantes cantidades de este mineral al organismo que, sumado a las vitaminas C, E y K, lo hacen una fuente de antioxidantes y otros elementos necesarios para los procesos metabólicos del organismo.

“Es un estuche de monedillas y eso lo hace ser un alimento versátil, rico y con muchos beneficios para la salud”, afirma la nutricionista mexicana Samantha Villaseñor. El potasio es una de las bondades que más destacan los nutricionistas cuando se habla sobre el aguacate.

Por años, el banano ha ondeado la bandera de ser el alimento que más potasio le aporta al organismo y poco a poco el aguacate le ha venido quitando terreno. Una porción de 100 gramos de aguacate contiene el 14 % de la cantidad diaria recomendada de potasio, mientras que esa cantidad de banano solo tendría el 10 %.

Es de destacar que no solo la fruta es la que contiene tan importantes beneficios para el organismo, pues la semilla del aguacate contiene otras propiedades medicinales que pueden ser usadas incluso para tratar algunos dolores musculares.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad Estatal de Pensilvania (Penn State) reveló que la pepa es considerada una fuente potencial de nuevos compuestos antiinflamatorios que hasta podrían desarrollarse como un ingrediente habitual en la alimentación, o para productos farmacéuticos.

Cómo conservar el aguacate

De acuerdo con Profeco, existen ciertos cuidados para lograr conservar más fresco el aguacate en casa:

- Compruebe que su piel no tenga algún tipo de defecto como manchas, puntos negros o signos de excesiva maduración porque eso implicará que se puede agriar y dañarse más rápidamente.

- En el momento de almacenarlo, trate de guardarlo en la parte menos fría de la nevera, de preferencia en un recipiente con tapa.

- Si es posible, en el momento de abrirlo no retire el hueso o la pepa y utilice solo lo que va a consumir en ese momento porque es un producto que tiende a dañarse con rapidez.

- Si desea guardarlo después de haberlo abierto, úntelo con un poco de limón o aceite de cocina para que se conserve.