Tendencias
El apio también se consume en jugo
Además de ayudar a combatir el insomnio, el apio ayuda a bajar el colesterol alto. - Foto: Getty Images

vida moderna

Apio: así debe consumirse para evitar el insomnio

Dormir es importante porque ayuda a pensar con claridad y tener mayor concentración.

Para algunas personas dormir puede ser una tarea difícil de lograr. El estrés, la ansiedad y otros factores influyen en el sueño y producen insomnio. No dormir las horas suficientes (6-8 según los expertos) tiene efectos negativos en el bienestar de todo el cuerpo.

Al dormir, las funciones del cerebro continúan activas. “El sueño es un complejo proceso biológico que le ayuda a procesar información nueva, mantenerse saludable y a sentirse descansado”, explica Medline Plus, web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Mientras se duerme, el cerebro pasa por cinco fases de sueño. Estas son importantes porque ayudan a que el cuerpo se sienta descansando y con energía para el día siguiente. Teniendo en cuenta la información de ese portal, a continuación, los beneficios de las fases del sueño:

  • Sentirse descansado y con energía al día siguiente.
  • Aprender información, hacer reflexiones y formar recuerdos.
  • Descansar el corazón y el sistema vascular.
  • Liberar más hormona del crecimiento, que ayuda a los niños a crecer. También aumenta la masa muscular y la reparación de células y tejidos en niños y adultos.
  • Liberar hormonas sexuales, que contribuyen a la pubertad y la fertilidad.
  • Evitar enfermarse o a mejorarse cuando está enfermo, creando más citoquinas (hormonas que ayudan al sistema inmunitario a combatir varias infecciones).

De acuerdo con la biblioteca, el insomnio es un trastorno del sueño común que se caracteriza por los problemas para conciliar el sueño, quedarse dormido o ambas. Esto significa que se duerme poco y al no descansar, se genera un sentimiento de cansancio al levantarse.

Según sea la duración, el insomnio puede ser agudo (corto plazo) o crónico (largo plazo). Las causas de este trastorno pueden estar relacionadas con estrés o experiencias traumáticas. Asimismo, puede ser un problema principal o ser un síntoma de otra afección, explica Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la investigación y la educación.

El portal Mejor con Salud destaca las propiedades del apio para ayudar a combatir el insomnio y poder conciliar el sueño. Cabe resaltar que esta bebida no reemplaza el tratamiento médico y su eficiencia puede variar en cada persona.

Apio

Ingredientes

  • 2 pepinos.
  • 2 tallos de apio.
  • 1 trozo de jengibre.
  • El jugo de 1 limón.
  • 1 manzana verde con piel.

Preparación

  1. Lavar muy bien los ingredientes antes de la preparación.
  2. Cortar el pepino y la manzana en trozos pequeños. No es necesario retirar la cáscara, pero sí las semillas.
  3. Agregar a la licuadora todos los ingredientes, incluyendo el apio y el jengibre.
  4. Procesar durante 1 a 2 minutos para obtener un resultado homogéneo.
  5. Servir y disfrutar de esta bebida saludable. Se recomienda consumir unas cuantas horas antes de irse a dormir.

Síntomas del insomnio

En palabras de Mayo Clinic, estos son los síntomas más comunes del insomnio:

  • Dificultad para conciliar el sueño a la noche.
  • Despertarse durante la noche.
  • Despertarse muy temprano.
  • No sentirse bien descansado después del sueño nocturno.
  • Cansancio o somnolencia diurnos.
  • Irritabilidad, depresión o ansiedad.
  • Dificultad para prestar atención, concentrarse en las tareas o recordar.
  • Aumento de los errores o los accidentes.
  • Preocupaciones constantes respecto del sueño.

¿Cómo dormir mejor?

Para dormir mejor también es importante tener hábitos saludables. Debido al trabajo, algunas personas no pueden dormir en la noche o las horas suficientes. Medline Plus brinda algunas recomendaciones para mejorar la calidad del sueño:

  • Tomar siestas y aumentar la cantidad de tiempo disponible para dormir.
  • Mantener las luces prendidas en el lugar de trabajo.
  • Limitar los cambios de turno para permitir que el cuerpo se ajuste.
  • Consumir cafeína sólo al comienzo del turno.
  • Remover las fuentes de sonido y luz durante el descanso diurno (por ejemplo, usar cortinas que bloqueen la luz).