CAFE DEVOTION
BOGOTA JULIO 10 DE 2012
Café. Foto: Alejandro Acosta/Revista Dinero - Foto: ALEJANDRO ACOSTA

salud

Café: estas son las ventajas y desventajas de tomarlo a diario

La cafeína tarda pocos minutos en llegar al cerebro y su efecto dura entre cuatro y seis horas

De acuerdo con la Universidad sueca de Linkoping, la cafeína es muy útil para inhibir la sensación de sueño y para dar la energía suficiente para continuar estudiando o trabajando.

“Aunque el consumo de cantidades moderadas de café es beneficioso, puedes estar bebiendo más del que necesitas. Todo depende de cada persona. Algunas son extremadamente sensibles a los efectos de la cafeína y con una taza de café pueden sufrir insomnio. Otras, por el contrario, pueden beber más de diez al día sin notar efectos negativos. Por esta razón es difícil calcular en qué cantidad la cafeína puede ser negativa”, explicó la universidad.

Asimismo, señaló: “Lo recomendable es tomar menos de 500 miligramos de cafeína al día, lo equivalente a cuatro o cinco tazas de café solo. Una cantidad mayor suele estar relacionada con aceleración cardíaca, insomnio, irritabilidad, visión borrosa y mareos”.

La institución también explicó que, para las personas con problemas del corazón, tomar demasiada cafeína puede ser especialmente peligroso. Al ser un estimulante, acelera el ritmo cardíaco y el flujo sanguíneo, lo que puede contribuir a afecciones graves.

De igual forma, señaló que esta suele ser la cantidad aproximada de cafeína por tipos de bebida:

· Café solo: 65-120 mg.

· Espresso: 30-60 mg.

· Café con leche o cappuccino 100-120 mg.

· Bebidas energéticas: 80-100 mg.

· Té: 10-50 mg.

Estos son algunos de los beneficios del café:

1. Disminuye el nivel de cansancio.

2. Favorece la capacidad atencional y de aprendizaje.

3. Posee un efecto protector ante ciertas demencias y enfermedades.

4. Acelera el metabolismo.

5. Efecto diurético y antioxidante.

Posibles efectos secundarios:

1. Insomnio.

2. Ansiedad y síndrome de abstinencia.

3. Agitación.

4. Estrés.

5. Efectos cardiacos.

De otra parte, es importante tener presente que para obtener beneficios para la salud se debe tener en cuenta tanto la calidad del café como la cantidad del consumo.

En términos de pureza, la recomendación es consumir café en granos o molido, dado que, a diferencia del café instantáneo, este no ha sido sometido a ningún proceso industrial que altere sus componentes aromáticos y nutricionales; tampoco lo mezclan con otro tipo de café de menor calidad con el objetivo de generar más demanda debido a su precio.

Por su parte, un estudio de la universidad española Miguel Hernández de Elche (UMH) concluye que beber más de dos tazas de café al día reduce en un 44 % el riesgo de muerte a largo plazo a causa de diversas enfermedades, incluido el cáncer.

La investigación, que ha sido publicada recientemente por investigadores de la Unidad de Epidemiología de la Nutrición de la UMH en la revista especializada Nutrients, señala que se evaluó la asociación entre el consumo habitual de café y las causas de mortalidad cardiovascular y por cáncer en una población adulta en España, teniendo en cuenta tanto la cantidad como el tipo de café consumido a través de una encuesta autonómica de Nutrición y Salud.

Café del Futuro
Beber más de dos tazas de café al día reduce en un 44 % el riesgo de muerte a largo plazo a causa de diversas enfermedades, incluido el cáncer. - Foto: DIANA REY MELO

“Utilizamos datos basales sobre el consumo de café y otras variables personales, y el número de muertes durante un periodo de seguimiento de 18 años, para 1.567 participantes de 20 años o más” que habitan en Valencia, al sur de España.

Según los resultados arrojados por la investigación, el 78 % de la población adulta participante en el estudio toma café a diario y su consumo habitual está asociado significativamente con una menor mortalidad por todas las causas.

Por su parte, una nueva investigación publicada en la revista British Medical Journal Open, reveló que el consumo de café tiene la capacidad de reducir el riesgo de cáncer de próstata.

El análisis arrojó que el consumo alto de café estuvo “significativamente asociado con un menor riesgo de cáncer de próstata”, en comparación con la categoría del más bajo consumo.

Específicamente, frente al consumo más bajo, hubo una reducción de 9 % en el riesgo de tener cáncer entre los que bebieron más café. El riesgo de cáncer avanzado fue 12 % más bajo y el riesgo para una enfermedad fatal fue 16 % menor.