Tendencias
Cebolla morada.
En el mercado se dispone de cebollas durante todo el año. - Foto: Getty Images

vida moderna

Cebolla: ¿cómo utilizarla para mejorar la respiración?

Las cebollas tienen un alto contenido en vitamina A, C y B.

La cebolla es una planta que contiene esencias volátiles sulfurosas que le confieren el sabor picante característico y en el mercado se dispone de cebollas durante todo el año, de acuerdo con la Fundación Española de la Nutrición (FEN).

Además, explicó que la cebolla es un alimento con bajo contenido energético y en su composición se ha de tener en cuenta su contenido en minerales y vitaminas. Por ejemplo, son fuente de potasio mineral que contribuye al funcionamiento normal de los músculos y del sistema nervioso.

También es fuente de vitamina C y una ración de cebolla (150 g) cubre el 48 % de las ingestas recomendadas de esta vitamina para la población de estudio.

Adicional, contiene variedad de minerales como calcio, fósforo, magnesio, hierro, potasio, zinc, cobre, manganeso. También poseen vitaminas del grupo B, que son necesarias para el correcto funcionamiento del sistema nervioso e inmunológico, y vitamina E, que es rica en antioxidantes que ayudan a prevenir el envejecimiento celular y las enfermedades degenerativas.

De igual manera, hay que señalar que las propiedades y cualidades nutricionales de la cebolla blanca y la morada son similares, y su mejor época es la que transcurre durante los meses de primavera, según la fundación.

Así las cosas, el portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde indicó en su portal web que la cebolla “ayudar a prevenir y a combatir enfermedades como la gripe, resfriados, amigdalitis, asma y alergias, así como el cáncer y contra la infección por candida albicans, pues es un alimento rico en quercetina, antocianinas (principalmente en las cebollas moradas), vitaminas del complejo B y C, así como otros compuestos antioxidantes que le proporcionan acción antimicrobiana y antiinflamatoria”.

Además, la empresa Zambon reveló que la cebolla es ideal para calmar la tos y eliminar las flemas “al ser rica en polifenoles, permite descongestionar la nariz de manera natural y es un excelente mucolítico natural”, según explicó la empresa.

Por ello, para obtener los beneficios solo se debe partir una cebolla por la mitad y esta se debe dejar toda la noche la habitación sobre la mesita de noche, para que vaya “liberando sus aromas”. “Estas sustancias, al entrar en contacto con el aire, conseguirán que la frecuencia de la tos sea menor, así como que el moco se fluidifique y por ende mejore la respiración”, explicó la empresa.

De otro lado, la cebolla también se puede consumirse cocida, cruda, en salsa o en conservas, según recomienda el portal portugués, que adicional indica que “la cantidad para obtener sus beneficios todavía no está establecida, algunos estudios indican que deberían ser al menos 25 g por día”.

Además de esto, el portal señaló que “la cebolla también puede conseguirse en tintura, syrup o aceite esencial, en estos casos la recomendación es de una cucharada, tres veces por día”.

Información nutricional por 100 gramos de cebolla

  • Energía: 20 kcals
  • Proteínas: 1,6 g
  • Grasas: 0,2 g
  • Carbohidratos: 3,1 g
  • Fibra: 1,3 g
  • Vitamina E: 0,3 mg
  • Vitamina B1: 0,13 mg
  • Vitamina B2: 0,01 mg
  • Vitamina B3: 0,6 mg
  • Vitamina B6: 0,2 mg
  • Folatos: 17 mcg
  • Vitamina C: 8 mg
  • Calcio: 31 mg
  • Magnesio: 12 mg
  • Fósforo: 30 mg
  • Potasio: 210 mg
  • Hierro: 0,5 mg

De todos modos, antes de consumir algún alimento, lo primero que hay que hacer es consultar al médico tratante o a un nutricionista para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues las anteriores recomendaciones no son las indicadas para todas las personas, ya que la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.