vida moderna

Cinco enfermedades que son más frecuentes en las mujeres

Estas afecciones también las pueden padecer los hombres.


¿Por qué algunas personas se enferman más que otras? Esa es una de las preguntas que se han realizado investigadores, médicos y los individuos en general en su vida. La curiosidad sobre cuáles son los factores que determinan la probabilidad de adquirir cierta afección continúa vigente.

Entre los aspectos que se ha demostrado pueden incidir en el desarrollo de enfermedades se enlista el sexo biológico, entendido esto como hombre y mujer. Según coinciden los especialistas, hay determinadas condiciones de salud que suelen presentarse con mayor frecuencia entre las mujeres, como lo es la hipertensión, por citar un ejemplo.

Aunque al final del día todas las personas son vulnerables de padecer cualquier alteración en su salud a lo largo de la vida, a continuación se enumeran las enfermedades que son comunes para el género femenino.

1. Hipertensión

La Organización Mundial de la Salud alerta que las enfermedades cardíacas continúan siendo una de las principales causas de muerte en el mundo, junto a las enfermedades respiratorias y las afecciones neonatales.

Según lo define la mencionada entidad, la presión o tensión arterial hace referencia a la “fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias”. Esa fuerza es medible y se han definido unos rangos normales (120/80 mm Hg), por lo que cuando una persona tiene estos niveles demasiado elevados se considera que padece de hipertensión.

Algunas investigaciones han señalado que el riesgo de padecer este tipo de enfermedades cardiovasculares es mayor entre las mujeres. Sobre esta línea, un trabajo realizado por el Centro Médico Wake Forest Baptist, referenciado por el blog Muy Interesante, indica que en promedio este riesgo es del 40 % más en el sexo femenino.

2. Cáncer de mama

Los especialistas del portal Mayo Clinic indican que aunque el cáncer de mama puede desarrollarse tanto en hombre como en mujeres, su incidencia es mayor en este último grupo.

Según explican desde el referido medio, esta afección es originada por el crecimiento anormal de algunas de las células mamarias, las cuales se fragmentan a mayor velocidad que las células sanas por lo que se forma un cúmulo de ellas. De ahí, se extienden a otras partes del cuerpo, un proceso que es conocido como metástasis.

Todavía continúan realizándose estudios para determinar la influencia de otros factores internos y externos en la aparición de esta condición, pero una conclusión en la que concuerdan por ahora es que pertenecer al sexo femenino es un factor de riesgo, junto a la edad y los antecedentes familiares. Por ello, los profesionales insisten en la prevención y el autoexamen entre sus pacientes mujeres.

Creativo
Esta afección es originada por el crecimiento anormal de algunas de las células mamarias, las cuales se fragmentan a mayor velocidad que las células sanas por lo que se forma un cúmulo de ellas. De ahí, se extienden a otras partes del cuerpo, un proceso que es conocido como metástasis. - Foto: Getty Images/iStockphoto

3. Infecciones urinarias

El artículo publicado en la sección de salud de Muy Interesante menciona que en promedio la mitad de las mujeres tendrán una infección urinaria, por lo menos una vez en su vida. De hecho, se trata de una de las afecciones más comunes entre las mujeres y no necesariamente implica una mala higiene, sino que existen ciertos factores que pueden condicionar su aparición en el sexo femenino.

Por ejemplo, entre los aspectos que pueden favorecer la acumulación de bacterias y el desarrollo de enfermedades se encuentra el uso de productos para el ciclo menstrual, como lo son los protectores, las toallas higiénicas, los tampones, entre otros, que al tener contacto frecuente con la zona genital pueden convertirla en un caldo de cultivo para infecciones, como el síndrome del shock tóxico.

También puede ser de interés...

4. Osteoporosis

Una de las enfermedades que afectan la estructura ósea es la osteoporosis, caracterizada por una reducción en la densidad de los huesos y la debilidad que los hace más vulnerables a lesiones. Según la Clínica Universidad de Navarra, los pacientes que sufren de esta afección tienen problemas para la formación de los huesos nuevos o en el proceso de reabsorción cuando el hueso se destruye, deteriorando significativamente la calidad de vida de las personas.

Quizá una de las mayores dificultades de esta enfermedad es que se corre el peligro de diagnosticarla en un estado avanzado, debido a la ausencia de síntomas previo a sufrir alguna lesión o fractura que obligue a realizarse un examen para descartarla.

La entidad, además, explica que en el caso de las mujeres esta enfermedad puede presentarse durante la edad adulta, específicamente durante la menopausia, debido a la deficiencia de estrógenos en ese periodo.

“Las fracturas más frecuentes en la osteoporosis de la mujer postmenopáusica son las fracturas vertebrales, que producen dolores muy agudos en la espalda y condicionan la aparición progresiva de deformidades de la misma”, añaden.

5. Fibromialgia

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, Medline Plus, precisa que esta enfermedad produce una sensibilidad particular ante el dolor, por lo que experimentan fuertes molestias en el cuerpo. El origen de esta enfermedad sigue siendo desconocido, pero se asocia a eventos traumáticos, lesiones e infecciones virales.

Pese a que no se tiene claridad sobre las causas que favorecen su desarrollo, los expertos del referido portal indican que un factor de riesgo es el sexo, puesto que las mujeres poseen hasta el doble de posibilidades de sufrirla.