vida moderna

Cómo comer banano para controlar la presión sanguínea

La cáscara del plátano también puede ser aprovechada como abono o para remedios caseros. Entre los más conocidos está el que se hace para eliminar las verrugas de la piel.


Desde batidos y platos elaborados hasta solo, el banano es una de las frutas más versátiles para cualquier dieta. Además de quedar bien con casi cualquier alimento, el banano o plátano contiene nutrientes que son esenciales para el desarrollo del organismo, además de ser aprovechados para mantener algunos riesgos de salud a raya.

Como lo reseña Medical News Today, esta fruta puede ayudar a bajar la presión arterial; sin embargo, siempre es recomendable mantener un consumo saludable de este y todos los alimentos y, dentro de lo posible, asesorarse con un nutricionista que pueda indicar el límite sano de su ingesta.

Dentro de los beneficios del banano está también su contribución a mantener la salud digestiva, gracias a su alto contenido de agua y fibra. Generalmente, una porción mediana de plátano aporta cerca de un 10 % de toda la fibra que un adulto puede necesitar diariamente.

Según la Fundación Americana para la Enfermedad de Crohn y la Colitis, el banano es provechoso como un refrigerio dentro de una dieta, pues el potasio que lo compone puede ayudar en el control de la presión arterial y la reducción de la tensión. Otra medición clave indica que un banano mediano contiene cerca del 9 % del potasio que necesita al día un adulto promedio.

Batido de banano con fresas
El banano suele ser buena compañía para casi todo tipo de batidos. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Estas son algunas formas de consumir banano que pueden ayudar a aprovechar todos sus beneficios:

  • Añadir un banano en rodajas al cereal del desayuno o la avena para quienes prefieren opciones más nutritivas.

La cáscara del plátano también puede ser aprovechada como abono o para remedios caseros. Entre los más conocidos está el que se hace para eliminar las verrugas de la piel.

El portal mexicano Panorama, que hace parte de Heraldo Media Group, reseña que para su preparación solo se necesitan una cucharada de vinagre de manzana y la cáscara de un plátano. El primer paso es colocar la cáscara de banano en un recipiente, para luego empaparla de vinagre de sidra de manzana y dejar los ingredientes en remojo durante 15 minutos.

Surtido el tiempo en mención, se coloca la cáscara sobre la verruga a tratar, para luego vendar la zona y dejar que actúe la receta durante toda la noche. Al día siguiente se remueve la cáscara y se lava la zona con agua tibia. Panorama recomienda realizar este remedio durante dos días seguidos para obtener mejores resultados.