Tendencias
Las bebidas con cafeína ayudan a estar despierto, pero no se recomienda consumirlas en exceso. Foto. Gettyimages.
Las bebidas con cafeína ayudan a estar despierto, pero no se recomienda consumirlas en exceso. Foto. Gettyimages. - Foto: Foto. Gettyimages.

vida moderna

¿Cómo mantenerse despierto sin tomar café?

Normalmente las personas recurren a las bebidas con cafeína para estar alerta.

Beber café y té, ayudan a estar despiertos, pero expertos aconsejan que el consumo en exceso puede generar daños para el organismo.

Entre los efectos nocivos por el exceso de cafeína está “el impedimento para poder dormir de forma apropiada durante la noche, lo cual, a su vez, trae consigo otras consecuencias, ya que la persona no puede concentrarse y comienza a sufrir de problemas de la memoria”, explicó el portal Mundiario.

Para evitar esos daños en el organismo, el mencionado portal recomienda estas alternativas.

Atender la fatiga visual

Cuando se trabaja frente al computador por muchas horas se puede generar la fatiga visual. “En estos casos, los ojos se cansan debido a la luz que emite la pantalla y aparece la fatiga visual. Además, esto también provoca dolores de cabeza, sequedad e irritación en los ojos, visión doble o borrosa, entre otros”, señala Mundiario.

Una de las recomendaciones del citado portal es “mirar hacia otro objeto, durante veinte segundos, y que esté a unos seis metros de distancia”, con este ejercicio se descansarán y se puede evitar el sueño.

Comer alimentos saludables

Comer saludable también es positivo para evitar el cansancio, pues, “cuando el cuerpo no tiene los niveles adecuados de azúcar comienza a sentirse cansado, sin embargo, los alimentos con un contenido alto en fibras y proteínas de calidad pueden ayudar”. Entre los alimentos recomendados por Mundiario están: los huevos, el apio, las zanahorias, el aguacate, entre otros.

Tomar agua

La hidratación es importante para que el organismo funcione de forma correcta y también juega un papel indispensable en la energía, “pues, la fatiga también puede ser una consecuencia de la deshidratación, la cual también trae consigo confusión, desmayos y palpitaciones. Estar hidratado ayuda a mantenerse despierto”, advierte Mundiario.

Dar un paseo

Caminar y dar un paseo puede ser una mejor solución que tomar demasiado café, pues, al moverse se activará la circulación; además, “exponerse a la luz solar también es recomendable para sentir más energía y despejar la mente”, recalca el mencionado sitio web.

El portal unCOMO destaca que la respiración profunda “ayuda a transferir mayor cantidad de oxigeno a las diferentes partes de tu cuerpo, incluido el cerebro, aumentando así la energía y estimulando el sistema inmune”.

Otra consejo que dan los expertos es escuchar música, pues con esta actividad se liberan endorfinas que estimulan el cerebro y eliminan el cansancio, además, en unCOMO recomiendan escuchar géneros musicales que no sean relajantes y monótonos, asimismo se deben escoger listas de reproducción con temas variados.

Mantener una posición correcta es indispensable para evitar el sueño. “Sentarte erguido en la silla es lo más ideal, pues “mantener una posición encorvada hará que la sensación de sueño y cansancio físico aumenten”, señala unCOMO. Además, existe una explicación científica, y es que con “una postura doblada, el cerebro recibe menos oxígeno, hasta un 30% menos en comparación con cuando se sienta recto”.

“Estudios han demostrado que masticar chicle aumenta la circulación sanguínea y activa regiones del cerebro que se mantienen alerta”, por esta razón aconsejan masticar chicle, además, es mejor que las bebidas con cafeína que pueden aumentar el nerviosismo y esto jugará en contra cuando se está realizando una actividad que demande concentración.

Aunque suene un poco curioso, en Univisión recomiendan encender el aire acondicionado, pues “el frío hace que el cuerpo deba regular su temperatura y para esto debe estar despierto”, explica el mencionado medio de comunicación, el cual, también aconseja lavarse la cara con agua fría para estar despierto sin tener que recurrir a tomar café.