El agua de limón es una gran alternativa gracias a su facilidad para prepara y tomar.
El agua de limón puede ser tomada en cualquier hora del día, pero es recomendable hacerlo en ayunas para aprovechar al máximo sus beneficios. | Foto: Getty Images

Vida Moderna

¿Cómo preparar el limón para disminuir la presión arterial y reducir la glucosa en la sangre?

Es importante regular los niveles de la presión arterial y de la glucosa en la sangre.

Redacción Semana
25 de agosto de 2023

Para hablar de la manera positiva en que el limón afecta positivamente para regular la presión arterial y la glucosa en la sangre, es importante destacar las propiedades naturales que tiene este cítrico, el cual no solo ayuda con estas afecciones, sino que también tiene muchos más aportes y bondades para la salud del cuerpo humano.

En este mismo sentido, los limones contienen nutrientes que pueden ayudar a mantener la salud cardiovascular y proteger contra los cálculos renales, disminuir la presión arterial, reducir la glucosa en la sangre y la anemia, entre otros beneficios.

Uno de los ingredientes naturales que forma parte de la alimentación humana es el azúcar o también conocido como glucosa.
Uno de los ingredientes naturales que forma parte de la alimentación humana es el azúcar o también conocido como glucosa. | Foto: Getty Images

Vale la pena destacar que este fruto es uno de los que tienen más alto contenido en vitamina C, fibra y diversos compuestos vegetales beneficiosos, nutrientes son responsables de varios beneficios para la salud.

De hecho, entre otros beneficios que tienen los limones es que pueden favorecer la salud del corazón, el control del peso y la salud digestiva.

Ahora bien, una bebida de limón con agua contiene varios minerales que pueden ser beneficiosos para bajar la tensión arterial. Tanto el calcio como el potasio pueden reducir la tensión arterial de los hipertensos. Un estudio sugiere que el agua de limón puede ayudar a llevar la cifra al rango normal de forma inmediata.

Asimismo, El zumo de limón, cuando se consume junto con un alimento con un índice glucémico elevado, puede ralentizar la conversión del almidón en azúcar, reduciendo así el índice glucémico del alimento, lo que ayuda a regular la glucosa en la sangre.

Ahora bien, la mejor manera de preparar el agua de limón es exprimir el jugo de este fruto en un vaso. Luego calentar aproximadamente 250 ml de agua hasta que esté tibia, evitando que llegue a hervir. Esto es ideal para preservar las propiedades beneficiosas del limón.

La infusión puede ser tomada en cualquier horas del día, pero es recomendable hacerlo en ayunas ´para aprovechar al máximo sus beneficios.
La infusión puede ser tomada en cualquier hora del día, pero es recomendable hacerlo en ayunas ´para aprovechar al máximo sus beneficios. | Foto: Getty Images

Tras ello, dejar reposar por 15 minutos, refrigerar y ya está lista para poder ser bebida.

Las enfermedades que provoca el consumo excesivo del limón

El limón tiene diversos beneficios, pero no todas las personas lo deben consumir, ni en su propio estado ni en jugo, así lo explica la plataforma digital El Universal. “El consumo de jugo de limón está contraindicado para niños menores de cuatro años, mujeres embarazadas, y personas que hayan sufrido recientemente una úlcera gástrica”.

Por siguiente, esto genera algunas enfermedades cuando se toma de manera excesiva, las cuales son:

  • Erosión dental: el limón es conocido por su acidez, pues da un característico sabor. Dicha acidez puede ser perjudicial para el esmalte dental. Su consumo, ya sea en forma de zumo o con agua, puede contribuir a la erosión, susceptible a las caries y sensibilidad. Si usa el limón en alguna preparación, lo más recomendable es enjuagarse la boca con agua y esperar al menos 30 minutos antes de cepillarse los dientes para permitir que el esmalte se recupere de la acidez.
  • Problemas gastrointestinales y malestar estomacal: se ha escuchado decir que el limón tiene efectos beneficiosos en el sistema digestivo, pero para algunas personas causa daños gastrointestinales. Pues su alto contenido de ácido cítrico ocasiona acidez estomacal, reflujo ácido y malestar gástrico en individuos susceptibles. Y en exceso puede irritar la mucosa del estómago y empeorar los síntomas en personas que ya padecen afecciones como el síndrome de intestino irritable o la enfermedad de reflujo gastroesofágico.

Por tal razón, es aconsejable consumir limón con moderación y optar en otros ingredientes que ayuden a neutralizar su acidez, como las verduras y proteínas magras.

  • Alergias y reacciones cutáneas: en algunas personas puede ocurrir esta afección por los componentes que contienen este fruto. Una de las enfermedades que despierta es la fitofotodermatitis, una reacción cutánea que aparece cuando la piel entra en contacto con el limón y se expone a la luz solar.

Cabe recordar que la información suministrada en el contenido anterior no sustituye la asesoría médica y por su lado, es mejor que puede es hacer consultar a un experto de la salud.