salud

Corazón: ¿qué se siente cuando se tiene una arritmia?

Una arritmia puede estar presente todo el tiempo o puede ser intermitente y es posible que la persona presente síntomas o no.


La arritmia cardíaca se presenta cuando el corazón late de manera irregular. Los problemas del ritmo cardíaco ocurren cuando los impulsos eléctricos que coordinan los latidos de este órgano no funcionan adecuadamente, precisa el instituto de investigaciones Mayo Clinic.

Cuando se presenta una arritmia, el corazón puede latir demasiado rápido (taquicardia), muy lento (bradicardia) o de manera irregular, explica la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, institución que también asegura que una arritmia puede no causar daño, ser una señal de otros problemas cardíacos o presentar un peligro inmediato para la salud.

“Las arritmias cardíacas pueden hacer que se tenga una sensación de aleteo o de corazón acelerado y pueden ser inofensivas. Sin embargo, algunas arritmias cardíacas pueden provocar signos y síntomas molestos y, que, a veces, ponen en riesgo la vida”, asegura Mayo Clinic.

Sin embargo, también, según los expertos, en ocasiones es normal que una persona tenga un ritmo cardíaco rápido o lento. Por ejemplo, la frecuencia cardíaca puede aumentar con el ejercicio o disminuir mientras se está durmiendo.

Dependiendo del tipo de arritmia, la persona puede experimentar diferentes síntomas o molestias. Según la Clínica Universidad de Navarra, las palpitaciones y síncopes son las principales señales de las arritmias. “Pueden presentarse estos y otros síntomas (mareo, dolor torácico, pérdida de conocimiento…) o bien pasar inadvertidos y solo observarse cuando se realizan pruebas diagnósticas”, precisa la mencionada fuente.

Explica que las palpitaciones producen una sensación subjetivamente anormal de los latidos cardiacos, que pueden ser percibidos como latidos fuertes, adelantados, irregulares o latidos taquicárdicos; mientras que los síncopes son pérdidas de conocimiento que obedecen a la disminución del flujo cerebral. Aunque gran parte de ellos obedecen a causas distintas a las arritmias, cuando estas provocan un síncope, generalmente obedecen a un padecimiento grave.

La Biblioteca Nacional de Medicina precisa que una arritmia puede estar presente todo el tiempo o puede ser intermitente y es posible que la persona sienta o no síntomas.

“Los síntomas pueden ser muy leves o ser graves o incluso potencialmente mortales”, precia esta institución. En el listado de señales, las más comunes son: dolor torácico, desmayos, vértigo, palidez, palpitaciones (siente que el corazón late rápido o irregularmente), dificultad para respirar y sudoración.

Factores que influyen

De acuerdo con Mayo Clinic, los factores que pueden causar latidos irregulares del corazón (arritmia) incluyen:

- Ataque cardíaco actual o cicatrización de un ataque cardíaco anterior

- Arterias obstruidas en el corazón (enfermedad arterial coronaria)

- Cambios en la estructura del corazón, como por una miocardiopatía

- Diabetes

- Glándula tiroides hiperactiva (hipertiroidismo)

- Glándula tiroides hipoactiva (hipotiroidismo)

- Determinados medicamentos, incluidos los del resfriado y la alergia, comprados sin receta médica

- Abuso de drogas ilícitas

- Genética

- Hábito de fumar

- Estrés o ansiedad

Lo que puede aumentar el riesgo

Entre las cosas que pueden aumentar el riesgo de que una persona padezca de arritmias cardíacas se incluyen, entre otras, por ejemplo, la enfermedad de las arterias coronarias, otros problemas cardíacos y una cirugía cardíaca previa.

También puede incidir la presión arterial alta, debido a que esta afección aumenta el riesgo de tener enfermedad de las arterias coronarias; tener una enfermedad cardíaca congénita, tener apnea obstructiva del sueño, consumir determinados medicamentos y suplementos, consumir alcohol de manera excesiva, al igual que cafeína, nicotina o drogas ilegales.

¿Cómo prevenir las arritmias?

Para los expertos, los cambios en el estilo de vida para reducir el riesgo de enfermedades cardíacas pueden ayudar a prevenir las arritmias cardíacas.

Mayo Clinic asegura que un estilo de vida saludable para el corazón incluye: seguir una dieta que no afecte la salud de este órgano, mantenerse físicamente activo, mantener un peso saludable, no fumar, limitar o evitar el consumo de cafeína y alcohol, reducir el estrés, ya que tanto este como la ira intensos pueden causar problemas de ritmo cardíaco y usar los medicamentos según las indicaciones.

Además de llevar un estilo de vida saludable, un tratamiento para las arritmias cardíacas puede incluir medicamentos, procedimientos con catéter, dispositivos implantados o cirugía para controlar o eliminar los latidos cardíacos rápidos, lentos o irregulares, aseguran los especialistas.