ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 7/4/2020 2:45:00 AM

Por qué cinco minutos de charla bastan para contagiarse de coronavirus

Hablar frente a frente puede ser una de las actividades más peligrosas de la nueva normalidad. Esto es lo que explican los estudios.

Coronavirus en Colombia: Por qué cinco minutos de charla bastan para contagiarse Coronavirus en Colombia: Por qué cinco minutos de charla bastan para contagiarse Foto: JONATHAN CHIQUIZA
audio player
Escucha este artículo
ES EN

*El audio de este artículo está hecho con inteligencia artificial.

Hoy está claro que la única manera de lidiar con la covid 19 será la disciplina social y echar mano de mecanismos de autoprotección. Esa fue la fórmula a la que están llegando muchos países del mundo que tuvieron encierros prolongados y hoy están pensando en nuevas formas de distanciamiento social para reactivar sus economías con el menor número de infecciones.

Es cierto que en algunos de esos lugares ha habido rebrotes, como el que se produjo hace dos semanas en Beijing o en una importante frigorífico  en Alemania,  pero es mucho más fácil controlarlos de manera focalizada que encerrar a toda una ciudad por meses.

Por fortuna, tras seis meses de pandemia los científicos tienen mucha más claridad hoy acerca de cuáles situaciones generan más riesgo de contagio. Hasta ahora se ha repetido incesantemente que hay que limpiar las superficies, los zapatos, la ropa, los víveres, lavarse las manos constantemente, etcétera.

Pero ahora se sabe que aunque esos cuidados siguen siendo necesarios, el control de la infección tiene muchos más matices. Los estudios más recientes señalan que las posibilidades de contagio por aire o por contacto con algunas superficies no son tan peligrosas y que el verdadero riesgo se concentra en las interacciones sociales persona a persona. Sobre todo a la hora de hablar frente a frente. 

Los expertos calculan que se requieren 1.000 partículas virales de SARS-CoV2 para lograr una infección. Esta se puede inhalar en 10 respiraciones, o en solo una, dependiendo de la cantidad de partículas que haya en ese espacio.

La tos emite 3.000 gotitas y esas viajan a 80 kilómetros por hora. Algunas son grandes y caen rápido, pero otras que se quedan en el aire y puede viajar a través de una habitación en unos pocos segundos.

Un estornudo emite 30,000 gotitas que viajan hasta 200 millas por hora. También pueden viajar a través de una habitación fácilmente. Si una gotita tiene hasta 200,000,000 de partículas de virus puede infectar a la gente alrededor.

una persona sana durante el proceso de respiración bota entre 50 y 5000 gotitas que van a una velocidad lenta y caen rápido al piso. Tienen menos partículas del virus y por lo tanto el riesgo es menor.

Hablar puede generar contagio. Esto podría tomar apenas cinco minutos de charla cara a cara para recibir la dosis necesaria para generar una infección. Cualquiera que comparta espacio sea en casa o en una oficina por un tiempo extendido potencialmente se infectará. Sus estornudos y tos despiden tanto virus que podrían infecta a una habitación llena de gente. Eso aplica para los asintomáticos.

EDICIÓN 1996

PORTADA

Los desaparecidos de la guerra: así es la búsqueda en los cementerios del país

Alrededor de 25.000 cuerpos no identificados permanecen enterrados en los cementerios del país, la mayoría como consecuencia del conflicto. La Fiscalía ya ha exhumado 2.400. Radiografía de una dolorosa búsqueda por decenas de camposantos.

05

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1996

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall