deporte

¿Cuáles son los beneficios de hacer ejercicio ante de irse a dormir?

Solo el 3 % de las personas han tenido problemas en conciliar el sueño después de realizar ejercicio.


Generalmente, las rutinas de ejercicio se adaptan al estilo de vida de la persona que los practique. Para muchos es más cómodo realizar ejercicio antes de salir a trabajar, para otros en su hora de almuerzo, algunos en la tarde y para la mayoría en horas previas antes de irse a dormir.

A pesar de que existen muchos consejos por parte de los especialistas en deporte, un buen número coinciden en que mantener una rutina deportiva inalterable es uno de los mejores consejos que podrían dar. Lo ideal es mantener una rutina, la cual esté todos los días en el mismo horario. Esto quiere decir que, si las personas deciden entrenar a horarios de la tarde, siempre deberían entrenar en ese rango de tiempo.

Trine Mohold, investigadora líder del estudio que fue publicado en la revista Diabetología, señala que los ejercicios nocturnos son de particular importancia para los diabéticos, que suelen tener problemas de regulación de la glucosa. Igualmente, un estudio de la Universidad de North Texas, indica que por la mañana las reservas de glucógeno son menores debido a que ha pasado un gran número de horas desde que se ingiere la comida por última vez, por eso es preferible entrenar en la noche.

Getty images
Entrenar de noche ayuda a tener un sueño más placentero, - Foto: Getty Images

Además, Marcos Llorente, entrenador personal de Team Fit, Madrid, afirma que ejercitarse de noche ayuda a tener un sueño más placentero, ya que reduce el estrés. A su vez, varios estudios afirman que solo el 3 % de las personas han tenido problemas en conciliar el sueño después de realizar ejercicio.

“El hacer deporte antes de dormir, además de no afectarnos a la hora de conciliar el sueño, aumenta significativamente el sueño profundo”, indica Llorente.

Por otro lado, Women’s Wealth señala que el cansancio acumulado de todo el día más el causado por el ejercicio, haber eliminado estrés y los ritmos circadianos ayudarán a conciliar el sueño.

El portal Diario de las Américas, señala que una investigación realizada en Suiza en el 2018, concluyó que los participantes que realizaron actividad física por la noche, incluso 30 minutos antes de dormirse, pasaban el 21,1 % de su tiempo dormidos en la fase de sueño profundo, en comparación con el 19,9 % de aquellos que no realizaron deporte.

“Aunque la diferencia es pequeña, consideramos que es estadísticamente significativa, porque las fases de sueño profundo son especialmente importantes para la recuperación física”, indicaron los investigadores del Instituto de Ciencias del Movimiento Humano y Deporte de Suiza.

Además, mencionaron que el entrenamiento al ser muy fuerte, como por ejemplo a nivel cardiovascular, las pulsaciones subirán de igual forma y se segregará la adrenalina. “Es interesante dejar una hora mínimo entre hacer deporte e irnos a dormir para desactivarnos un poco, bajar pulsaciones y disminuir la segregación de adrenalina. La principal recomendación es una actividad moderada durante unos 35 minutos”, concluyen los especialistas.

Podemos decir que el hacer ejercicio de noche no tiene ningún problema. Lo más importante es la quema de estrés. Esto hará que se quemen grasas y estrés, además, hace que las personas estén más concentradas y eliminemos los malos pensamientos del día.