vida moderna

Diez consejos claves para aumentar la autoestima, según expertos

Las personas con baja autoestima no expresan sus opiniones por miedo a ser rechazadas.


Mantener alto el autoestima no es una tarea sencilla de realizar. Es algo con lo que hay que trabajar diariamente para fortalecer la mente, el cuerpo y el espíritu.

Además, hoy en día, con las redes sociales se ha vuelto más difícil de lo normal. En ellas se muestran estereotipos que la mayoría de las personas, en especial, los adolescentes, suelen seguir como sus ideales.

Cabe resaltar que se han convertido en una herramienta con la que se puede estar informados 24 horas al día de la vida de los demás, sin necesidad de conocerles o interactuar con ellos. Es una vía para estar conectados con las vidas de otros de manera inmediata. Sin embargo, el problema comienza en el momento en el que el uso de las redes sociales afecta al comportamiento, carácter y autoestima.

Cada uno utiliza sus perfiles en redes sociales con distintos fines: estar conectados con amigos, mostrar sus viajes, vender un producto o un servicio, dar a conocer su trabajo. Para algunas personas, el número de seguidores y de Me gusta de sus publicaciones en redes sociales influye de manera directa en su autoestima y en la percepción que tienen de ellos mismos, según el Centro de Psicoterapia La Sal.

Depresión condujo a hombre al suicidio en México tras la muerte de su mascota.
Las personas con baja autoestima casi nunca están contentas con lo que hacen. - Foto: pascalgenest/ Getty Images

Por esta razón, es fundamental reconocer los propios talentos y cualidades para que las personas se sientan felices con ellas mismas y con quienes les rodean. Para esto, Eating Disorders Awareness and Prevention sugiere algunos consejos para mejorar la autoestima y vivir libre de estereotipos de belleza:

  • Colocar en el espejo un letrero que diga: “Soy bella/o por dentro y por fuera”.
  • Escribir diez cosas positivas acerca de sí misma/o. Agregar a menudo en la lista más cualidades.
  • Buscar la belleza en el mundo y en sí misma/o.
  • Encontrar un ejercicio que se disfrute practicar regularmente. Ejercitarse para estar saludable y fuerte.
  • Relacionarse con gente que reconozca su fuerza y su belleza interior.
  • Pensar acerca de las cosas que se podrían realizar con el tiempo y la energía que se utiliza para preocuparse por la apariencia.
  • Cada noche, antes de ir a dormir, agradecerle al cuerpo por haberle ayudado a lograr tantas cosas durante el día.
  • Ser amiga/o del cuerpo.
  • Listar toda la gente a quien se admira y analizar si la apariencia fue importante para el éxito que se tiene actualmente.
  • Cada mañana, al levantarse, agradecer por el descanso que le permitirá al cuerpo disfrutar cada día.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es el conjunto de creencias, percepciones, evaluaciones y pensamientos que se tiene acerca de sí mismos, la valoración que se efectúa basada en las propias experiencias, según el portal especializado, Psicología y Mente.

¿Qué síntomas avisan que la autoestima está baja?

  • Temor a decir lo que se siente porque no les guste a los demás lo que se va a decir.
  • Se suele atribuir a causas externas los logros y a causas internas los fracasos.
  • Las personas con baja autoestima casi nunca están contentas con lo que hacen.
  • No se sienten felices con nada.
  • No tienen seguridad en mí mismos.
  • No expresan los gustos u opiniones por miedo a ser rechazados o por pensar que sus opiniones no tienen el mismo valor que las opiniones de los demás.
  • No se sienten merecedores de las cosas buenas de la vida.
  • Se sienten poco atractivos.
  • No se esfuerzan por conseguir lo que quieren, ya que de antemano creen que no lo van a lograr
  • No se relacionan con los demás como les gustaría, porque opinan que no van a hacerlo bien y los van a dejar de lado.
  • Necesitan la aprobación de los demás con mucha frecuencia.
  • Se dejan pisar con facilidad, ya que no se atreven a imponerse cuando es necesario.
  • Ven al resto de personas como superiores a ellos, y se repiten: “me gustaría ser como ellos”.
  • Les cuesta acabar lo que empiezan, ya que se desmotivan con mucha facilidad.
  • Creen en sus debilidades y casi nunca se fijan en sus fortalezas.
  • Se sienten nerviosas la mayor parte del día.
  • Se sienten evaluadas casi constantemente en situaciones sociales.