salud

Estas son las enfermedades más comunes en la piel de los perros

Algunas de las afecciones cutáneas más frecuentes en los caninos son la dermatitis alérgica a la picadura de pulga, la pioderma, la sarna y la dermatitis atópica.


Las enfermedades en la piel de los perros son motivo constante de consulta veterinaria. Algunos de los síntomas que alertan sobre la presencia de las afecciones dermatológicas son la alopecia en el animal (pérdida del pelo), la inflamación y enrojecimiento de la piel y las úlceras o las heridas abiertas. Por supuesto, el rascado constante es otro signo de advertencia.

Dermatitis alérgica a la picadura de pulga

La dermatitis alérgica a la picadura de pulga (DAPP) es, sin duda, uno de los casos más comunes en los perros. Ocurre debido a una reacción de hipersensibilidad a la saliva de estos ectoparásitos. Las pulgas se alimentan de sangre y una sola picadura es suficiente para producir esta enfermedad. Las áreas con mayor afectación del cuerpo por cuenta de la DAPP son la lumbosacra (zona de la columna), la base de la cola y los miembros posteriores.

La pioderma

La pioderma, según explica la revista especializada Affinity-petcare, es una patología causada por una “sobreinfección bacteriana que normalmente aparece de forma secundaria a otras infecciones”, es decir, paralelamente a una dermatitis atópica o a enfermedades parasitarias.

Según las capas de la piel afectadas, indicó el medio Mascotas saludables, la pioderma se puede dividir en superficial o profunda. “En el primer caso, la afección se restringe a la parte más superficial de la piel, la epidermis, mientras que las piodermas profundas afectan a la dermis y pueden llegar a extenderse, incluso, por el tejido subcutáneo”.

Sarna

La sarna es una enfermedad que se produce debido a la presencia de ácaros en la piel. Hay dos tipos de sarna. Una de ellas es la sarcóptica que ocurre por un ácaro que se multiplica rápidamente y se introduce en los túneles de la piel. La intensa picazón e inflamación son los principales síntomas. Puede ser contagiosa en los seres humanos.

En tanto, la sarna demodéctica -conocida como sarna roja- se caracteriza por un enrojecimiento específico de la piel de los perros. “El ácaro Demodex canis es el causante de esta sarna. Vive en los folículos pilosos y glándulas sebáceas de todos los perros, sanos y enfermos. Normalmente, el sistema inmunológico del perro se encarga de mantener controlada la población de esos ácaros, sin embargo, cuando ese sistema falla y bajan las defensas, la población de Demodex canis se dispara y causa la enfermedad”, apuntó la página web Experto animal.

Dermatitis atópica canina

Finalmente, está la dermatitis atópica canina (DAC). Se trata de una predisposición genética a tener hipersensibilidad a sustancias ambientales como el polen, los ácaros del polvo y los hongos. Dicha enfermedad afecta la piel y oídos del perro y tiende a manifestarse por el rascado en la cara, en los oídos o en el vientre del animal.