vida moderna

Estas son las enfermedades más frecuentes que causa el uso de lentes de contacto

Los lentes de contacto pueden mejorar la visión.


Los lentes de contacto son discos delgados y transparentes de plástico que se usan en el ojo para mejorar la visión, según indicó la Academia Americana de Oftalmología en su portal web.

Además, los lentes de contacto flotan sobre la película lagrimal que cubre la córnea y “corrigen los problemas de visión causados por errores refractivos. Un error refractivo sucede cuando el ojo no refracta (dobla o enfoca) la luz apropiadamente dentro del ojo, produciendo una imagen borrosa”.

Por otra parte, Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, indicó que hay diferentes tipos de lentes de contacto:

  • Lentes de contacto blandos. Están hechos de un plástico flexible que permite el paso de oxígeno a la córnea. El usuario se acostumbra a usarlos a los varios días. A la mayoría de quienes usan lentes de contacto blandos se les prescriben con algún tipo de cronograma de reemplazo frecuente. Un ejemplo de esto es un cronograma que indique que los lentes de contacto deben reemplazarse por unos nuevos a las dos semanas de uso.
  • Lentes de contacto rígidos permeables al gas (RPG). Estos productos son durables y resistentes a la acumulación de depósitos, y por lo general permiten una visión clara y nítida. Duran más que los lentes de contactos blandos, y también son más fáciles de manejar y menos propensos a romperse.

Tipos específicos:

  • Lentes de contacto de uso prolongado. Son buenos para dormir con ellos puestos o para su uso continuo desde una hasta seis noches, o hasta 30 días.
  • Lentes de contacto desechables (o con un “cronograma de reemplazo”). Según la definición de la FDA, “desechable” significa usado una sola vez y desechado. Con un verdadero cronograma de uso diario desechable, se usa un nuevo par de lentes de contacto cada día.
  • Lentes de contacto diseñados para “orto-k”. La ortoqueratología (u orto-k) es un procedimiento de ajuste que utiliza lentes de contacto RPG especialmente diseñados para modificar la curvatura de la córnea a fin de mejorar temporalmente la capacidad del ojo para enfocar.
  • Lentes de contacto cosméticos (también llamados “decorativos”, “de disfraz”, “de colores,” “de novelería” o “sin aumento”). Este tipo de lentes no corrige la vista y su único propósito es cambiar la apariencia de los ojos.

No obstante, su uso puede generar infecciones y por ello Len’s Lab Express reveló que las más comunes son:

Queratitis: es una inflamación de la córnea.

Úlceras de córnea: suelen ser causadas muy comúnmente por una infección con bacterias, virus, hongos o un parásito.

Conjuntivitis papilar: es cuando el interior del parpado se pone rojo, se hincha y se irrita.

Consejos de seguridad para los lentes de contacto

  • Lavarse las manos antes de limpiar o insertar los lentes y secarse las manos cuidadosamente con un paño limpio y sin pelusas.
  • Frotar, enjuagar, limpiar y desinfectar los lentes de contacto como se indica.
  • Usar solo los productos y soluciones recomendados por el profesional de la vista.
  • Reemplazar los lentes de contacto y los estuches como se recomienda.
  • Nunca exponer los lentes de contacto a ningún tipo de agua o saliva.
  • No usar los lentes más tiempo del prescrito.
  • No acostarse con los lentes de contacto puestos a menos que hayan sido prescritos para usarlos así.
  • Nunca usar los lentes de contacto de otra persona.
  • Siempre tener una receta para los lentes que se usan.
  • Aplicar cosméticos después de insertar los lentes.
Las pestañas tiene como función principal proteger los ojos.
Algunos cuidados básicos pueden favorecer la salud ocular. - Foto: Getty Images
  • Quitarse los lentes antes de quitarse el maquillaje.
  • Tener un par de antejos de repuesto a la mano.
  • Nunca colocar un lente de contacto sobre un ojo enrojecido.
  • Si pica o arde el ojo, o está irritado o enrojecido, quitarse los lentes y contactar al profesional de la vista.