Foto de referencia sobre frutas
Las frutas se caracterizan por aportar un alto contenido de vitaminas y minerales. - Foto: Getty Images

vida moderna

Frutas que ayudan a la buena digestión

La Organización Mundial de la Salud recomienda cinco porciones de 80 gramos de frutas al día.

La digestión es el proceso de descomponer los alimentos en sustancias que el cuerpo puede usar como energía y para el crecimiento y la reparación de los tejidos, de acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos.

No obstante, el tiempo de digestión varía entre los individuos y entre hombres y mujeres, según Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Además, explicó que después de comer, los alimentos tardan aproximadamente de seis a ocho horas en pasar por el estómago y el intestino delgado.

“Los alimentos entran en el intestino grueso (colon) para una mayor digestión, absorción de agua y, finalmente, eliminación de los alimentos no digeridos. La comida tarda unas 36 horas en moverse por todo el colon. En general, todo el proceso, desde que se ingiere la comida hasta que sale del cuerpo en forma de heces, tarda de dos a cinco días, según el individuo”, señaló la entidad sin ánimo de lucro.

Así las cosas, 20 Minutos reveló cuáles son las frutas que ayudan a la buena digestión:

  • Manzana: de cada 100 gramos de manzana 2,4 son pura fibra, lo cual es beneficioso para la salud, pues esta se encarga de regular el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento.
  • Banano: su rico contenido en fibra ayuda a prevenir el estreñimiento y contribuye a una fácil digestión.
  • Ciruela: es muy rica en fibras solubles, como la pectina, y fibras insolubles, como la celulosa y la hemicelulosa, las cuales actúan absorbiendo agua del tracto digestivo, formando un gel que ayuda a regular el intestino, aliviar el estreñimiento y disminuir el riesgo de hemorroides, según explica el portal portugués de salud, nutrición y bienestar ‘Tua Saúde’.
  • Pera: aumenta el volumen de las heces y estimula los movimientos intestinales de forma natural.
  • Piña: por ser rica en agua y fibras ayuda a la buena digestión.
  • Papaya: contiene buenas cantidades de fibra soluble, un tipo de fibra que aumenta el volumen de las heces.

De todos modos, antes de consumir algún alimento, lo primero que hay que hacer es consultar al médico tratante o a un nutricionista para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues las anteriores recomendaciones no son las indicadas para todas las personas, ya que la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Por su parte, para mejorar la digestión se deben tener en cuenta otras recomendaciones como:

Hacer ejercicio: La Organización Mundial de la Salud (OMS), sugiere realizar actividades físicas aeróbicas moderadas durante al menos 150 a 300 minutos o actividades físicas aeróbicas intensas durante al menos 75 a 150 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas e intensas a lo largo de la semana. No obstante, las personas se preguntan cuál es la mejor hora para practicar ejercicio y, por tal razón, los expertos aseguran que es una cuestión de preferencia, gusto y horarios. Lo importante es cumplir con los objetivos diarios y planteados por la OMS.

Beber agua: El consumo diario de este líquido es diferente para los hombres y para las mujeres, ya que existen diferencias entre la ingesta, pero por lo general la mayoría de los hombres necesita aproximadamente 13 tazas de líquido al día y la mayoría de las mujeres necesita cerca de nueve.

Tener una alimentación saludable: Esta debe incluir al menos 400 g (o sea, cinco porciones) de frutas y hortalizas al día, menos del 10 % de la ingesta calórica total de azúcares libres, menos del 30 % de la ingesta calórica diaria procedente de grasas y menos de cinco gramos de sal (aproximadamente una cucharadita) al día y la sal debería ser yodada.