Tendencias
Los antiguos boticarios la recomendaban como  “tónico hepático” y estudios recientes han visto que aumenta el flujo de bilis.
Está comprobado científicamente. Una infusión preparada con 150 ml de agua y unas 6 o 7 hojas verdes de diente de León aumenta la producción de orina y reduce la hinchazón de pies y piernas, el vientre hinchado y la pesadez. - Foto: Getty Images

vida moderna

Infusión de diente de León: así se debe consumir esta hierba medicinal para bajar de peso

Esta hierba es un diurético y depurativo muy potente, por lo que es perfecta para eliminar las toxinas y los excesos de grasas.

Algunas personas tienen la creencia errónea de que las hojas de diente de león son una mala hierba. Pero se equivocan, ya que estas se pueden consumir en ensaladas y se le han encontrado numerosas propiedades medicinales.

El diente de león es una de las plantas más utilizadas como hierbas medicinales en remedios que se encuentran tiendas naturistas y plazas de mercado. Es una planta muy solicitada para tratar problemas en el sistema digestivo y hasta para regular el colesterol.

Sin embargo, uno de los usos más frecuentes de esta hierba es incluirla en la dieta en forma de infusión o té para conseguir reducir peso de forma natural. Este beneficio se logra porque el diente de león contiene propiedades diuréticas y depurativas que ayudan a evitar la retención de líquidos, además elimina la acumulación de toxinas, limpiando los riñones e hígado a la vez que se pierden esos kilos de más.

Propiedades y beneficios del diente de león para adelgazar

De acuerdo con la revista de salud Uncomo, el diente de león o Taraxacum officinale, también conocido como achicoria amarga, posee pocas calorías y contiene altas cantidades de vitamina A, así como de minerales como el zinc, el hierro, el magnesio, el potasio y el calcio. Además se compone de ácidos como el clorogénico, el ascórbico y el cafeico.

Estudios médicos aseguran que es un diurético y depurativo muy potente, por lo que es perfecto para eliminar las toxinas, los excesos de grasas y también para prevenir la retención de líquido, ayudando a reducir la hinchazón y a perder peso.

Entre otros aportes, las hojas de diente de león ayudan a limpiar el organismo de toxinas y, especialmente, depura los riñones y el hígado. Es un valor agregado que reduce el riesgo de padecer infección urinaria.

Sorprendentemente, la raíz de la achicoria amarga ha sido siempre muy utilizada para combatir el estreñimiento, debido a que es en esta parte de la planta dónde se concentran mayor cantidad de sus componentes.

Esta hierba medicinal también actúa regulando los niveles de colesterol bueno y malo, reduce además el ácido úrico. Asimismo, sirve para regular y combatir problemas de la piel, como la piel grasa o los eccemas.

Está comprobado científicamente que una infusión preparada con 150 ml de agua y unas seis o siete hojas verdes de diente de león aumenta la producción de orina y reduce la hinchazón de pies y piernas, el vientre hinchado y la pesadez. Los antiguos boticarios la recomendaban como “tónico hepático” y estudios recientes han visto que aumenta el flujo de bilis.

¿Cómo preparar un té de diente de león para perder peso?

Se necesita agua, cuatro cucharadas de hojas y flores de diente de león, unas gotas de zumo de limón y media cucharadita de estevia si el sabor es muy amargo.

Para la preparación hay que poner a hervir el agua en una olla, se le agregan las cuatro cucharadas de hojas y flores de diente de León. Luego se remueve para que se haga correctamente la infusión, se deja que hierva durante tres minutos y se retira del fuego. Se tapa dejando reposar la infusión sin que esta pierda calor durante cinco minutos. Pasado este tiempo, se cuela la infusión para quedarse solo con el líquido, el cual se podrá beber dos o tres veces al día siempre entre comidas.

Recomiendan nutricionistas que este té se tome por un máximo de dos semanas seguidas y se dejen pasar, al menos, otras dos semanas sin tomarlo para poder volver a consumirlo para perder peso.