Corazón / Arterias
"Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de defunción en el mundo", asegura la OMS. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

La falta de esta vitamina está relacionada con la diabetes y el riesgo cardiovascular

Tener una dieta rica con este nutriente, previene el desarrollo de enfermedades como la osteoporosis.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) explica que la diabetes “es una enfermedad metabólica crónica caracterizada por niveles elevados de glucosa en sangre”, que tiene un impacto negativo sobre los riñones, los nervios, y los vasos sanguíneos, incluso puede incidir en el desarrollo de enfermedades cardiacas.

Además, es una afección en donde el páncreas no produce insulina (diabetes tipo 1) y/o las células se resisten a ella (diabetes tipo 2). “Entre 2000 y 2019, las tasas de mortalidad por diabetes normalizadas por edades aumentaron en un 3 %”, dice la Organización Mundial para la Salud (OMS).

Los síntomas más comunes de la diabetes son la visión borrosa, los cambios de humor, la irritabilidad, el cansancio, la cicatrización no óptima, las infecciones de las encías, entre otros.

Es importante mencionar que la diabetes se puede presentar a cualquier edad, sin embargo, los menores, son más propensos a la diabetes tipo I y los mayores de 40 años, a la tipo II, explica la Clínica Mayo.

La falta de esta vitamina aumenta el riesgo de diabetes y problemas cardiovasculares

Los factores de riesgos pueden ser muchos, pero los que más se destacan son los antecedentes familiares y ambientales, dice la institución de ciencia y salud americana.

Según la Fundación Española del Corazón, la deficiencia de vitamina D puede aumentar los riesgos de padecer diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

Señor con infarto
Muchas formas de enfermedades cardíacas pueden prevenirse o tratarse con un estilo de vida saludable. - Foto: Getty Images

Lo anterior lo confirma el artículo titulado “Ingesta de vitamina D y riesgo de enfermedad cardiovascular en hombres y mujeres de EE. UU.”, publicado por The American Journal of Clinical Nutrition y presidido por Qu Sol y Ling Shi, entre otros autores, que señalan que en la búsqueda de evaluar las asociaciones que tiene la vitamina D dietética con el riesgo ECV, se corroboró que quienes tienen niveles adecuados de este nutriente en su organismo, reducen el riesgo de padecer estas afecciones sobre el corazón, encontrando una disminución en el género masculino pero no, en el femenino.

Aunque en la investigación participaron 44.592 hombres y 74.272 mujeres, se determinó que se necesita más evidencia científica para seguir confIrmando dichos resultados.

Con respecto a la diabetes, la Fundación cita que los efectos antiinflamatorios de la vitamina D podrían reducir el riesgo de la diabetes mellitus tipo 2.

Vitamina D

Esta vitamina tiene como función absorber el calcio. Se obtiene ya sea por una dieta equilibrada, la exposición al sol y/o a través de suplementos. Es de mencionar que, aunque luego de la exposición al sol el cuerpo desarrolla vitamina D, permanecer por un tiempo prolongado bajo él puede producir cáncer de piel o envejecimiento prematuro.

La Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, MedlinePlus, explica que entre los alimentos que son ricos en vitamina D se encuentran los huevos, la leche, el pescado y el hígado, por ejemplo. Sin embargo, la falta de ella puede provocar osteoporosis, raquitismo y debilitamiento muscular, entre otras enfermedades.

Pequeñas mujeres comiendo pescado graso, vitamina D, queso y tomando el sol
Foto referencia sobre vitamina D. - Foto: Getty Images/iStockphoto

¿Qué le pasa al cuerpo si se consume mucha vitamina?

La entidad americana asegura que el consumo alto de vitaminas puede provocar una sobredosis, ya sea de manera intencional o accidental.

“Las vitaminas son sustancias orgánicas presentes en cantidades muy pequeñas en los alimentos, pero necesarias para el metabolismo”, explica la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, señalando que son tan esenciales que su carencia puede desarrollar enfermedades.

Si se observa un exceso de vitaminas, se recomienda de inmediato dirigirse a un centro médico, para estar bajo supervisión y contrarrestar posibles complicaciones, porque puede ser perjudicial para la salud. Se cree que el hierro y el calcio son altamente nocivos, así como la vitamina A o la vitamina D.