Tendencias
Plantas medicinales
Las hierbas medicinales (o remedios herbales) son plantas usadas como medicamento. - Foto: Getty Images/Image Source

vida moderna

La hierba que ayuda a perder peso y reduce el colesterol: así se puede consumir

Es importante tener en cuenta que las hierbas no son reguladas, ni probadas como medicamentos.

Las hierbas medicinales (o remedios herbales) son plantas usadas como medicamento, de acuerdo con Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Estados Unidos.

Además, explicó que las personas las usan para ayudar a prevenir o curar una enfermedad, para aliviar síntomas, incrementar la energía, relajarse o perder peso.

De hecho, las personas han estado empleando plantas en medicina popular durante cientos de años y por ello es fácil ver el atractivo, aunque “natural” no quiere decir seguro, a menos que se tomen de la manera indicada. Algunas hierbas pueden interactuar con otros medicamentos o ser tóxicas en dosis altas y también pueden causar efectos secundarios.

Sin embargo, pese a que las hierbas no son reguladas ni probadas como los medicamentos, su consumo es recomendado por varios expertos. El portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde reveló que la alcachofa ayuda a perder peso y reduce el colesterol, ya que es “rica en agua, fibras y flavonoides, además de contener buenas cantidades de vitamina C y minerales, como el potasio y el fósforo, los cuales otorgan propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, diuréticas, probióticas y antidispépsicas (combate la mala digestión)”.

De todos modos, tanto para perder peso como para reducir el colesterol se debe tener una alimentación balanceada y saludable, la cual incluya proteínas, grasas, carbohidratos, frutas y verduras.

Además, se debe reducir el consumo de azúcar tanto como sea posible y se deben reemplazar los granos refinados por cereales integrales.

De igual forma, es clave tener un déficit calórico que es cuando las personas consumen menos calorías que las que gasta en el día a día.

Adicional, se debe realizar alguna actividad física y las nuevas directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recomiendan por lo menos de 150 a 300 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o vigorosa por semana, para todos los adultos, incluidas las personas que viven con afecciones crónicas o discapacidad, y un promedio de 60 minutos al día para los niños y adolescentes.

Además, realizar ejercicio no solo reducirá el colesterol y bajará medidas, sino que mejora el estado muscular y cardiorrespiratorio, mejora la salud ósea y funcional, reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatías coronarias, accidentes cerebrovasculares, diabetes, varios tipos de cáncer (entre ellos el cáncer de mama y el de colon) y depresión, reduce el riesgo de caídas, así como de fracturas de cadera o vertebrales.

Sin embargo, es importante aclarar que para observar cambios en el peso, en el colesterol y en la salud se debe tener constancia.

Información nutricional por 100 gramos de alcachofa:

  • Energía: 46 calorías
  • Agua: 85 g
  • Proteína: 3 g
  • Grasas: 0,2 g
  • Carbohidratos: 5,3 g
  • Fibras: 5,6 g
  • Vitamina C: 6 mg
  • Ácido fólico: 42 mcg
  • Fósforo: 90 mg
  • Magnesio: 33 mg
  • Potasio: 200 mg
  • Calcio: 42 mg
  • Vitamina A: 20 mcg
  • Carotenos: 120 mcg

No obstante, al igual que con cualquier alimento o suplemento que se quiera incluir en la dieta diaria, es crucial consultar al médico tratante o a un nutricionista sobre cuál es la mejor manera de consumir, y si las condiciones médicas ya existentes no son un impedimento para beneficiarse de todas las propiedades de los alimentos ya nombrados, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Adicional, es importante señalar acerca de las hierbas medicinales que:

  • No son reguladas como los medicamentos.
  • No necesitan someterse a estrictas pruebas antes de venderse.
  • Es posible que no funcionen como se anuncia.
  • Las etiquetas no necesitan aprobación. Podrían no mostrar la cantidad correcta de un ingrediente.
  • Algunas hierbas medicinales pueden contener ingredientes o contaminantes no mencionados en la etiqueta.