Tendencias
Con el nopal sirve para deshinchar el abdomen y la avena es ideal por su  acción depurante. Foto: Getty Images.
La avena es buena para el corazón, regular el peso, mejorar las digestiones y evitar el estreñimiento. - Foto: Foto: Getty Images.

vida moderna

Licuado de avena y piña para perder peso rápidamente: así se prepara

Este cereal, además de nutrir y saciar el apetito, tiene tanto la capacidad para apoyar la pérdida de peso, como bajar los niveles de colesterol.

La avena es un alimento muy saludable que además de funcionar como una especie de regulador metabólico, ayuda a cuidar del corazón y los intestinos, sin olvidar que es un gran aliado para perder peso.

Incluso, se considera un superalimento y un recurso diario que todos deberían tomar para cuidar de la salud. Además, es buena para el corazón, regular el peso, mejorar las digestiones y evitar el estreñimiento, explica el portal Mejor con Salud.

Según datos de La Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA), este cereal además de nutrir y saciar el apetito, tiene tanto la capacidad para apoyar la pérdida de peso, como bajar los niveles del colesterol.

La avena también tiene concentraciones de fibra dietética. Según el portal de recetas saludables Adelgazar en casa, este cereal puede consumirse de varias maneras para alimentar las bacterias buenas del intestino y regular los niveles de azúcar que pueden incidir en el aumento de peso.

propiedades de la avena que disminuyen los triglicéridos
La avena tiene concentraciones de fibra dietética. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Licuado de avena y piña para adelgazar

Ingredientes:

  • 1 litro de agua.
  • ½ taza de avena integral.
  • 8 rebanadas de piña.
  • 1 cucharada de canela.

Preparación:

  • Agregar en la licuadora todos los ingredientes y licuar durante tres minutos o hasta tener una mezcla sin grumos.
  • Se recomienda tomar en ayunas y por las mañanas para mejores resultados.

Otros licuados con avena para bajar de peso

Licuado de avena y aloe vera

Ingredientes:

  • 1 hoja mediana de aloe vera.
  • 1/2 taza de avena en hojuelas.
  • El zumo de un limón.
  • Se puede agregar una cucharada pequeña de edulcorante líquido. Este último ingrediente es opcional.

Preparación:

  • Lavar y cortar el aloe vera para así poder sacar su gel interior, agregarla en la licuadora junto con el zumo de limón y la avena.
  • Triturar en la licuadora hasta conseguir la consistencia cremosa, servir y agregar el edulcorante para que tenga un sabor dulce.

Licuado de avena, chía y plátano

Es una excelente combinación para eliminar toxinas y desinflamar el vientre, según el portal de alimentación saludable, GastrolabWeb.

Ingredientes

  • 1 plátano maduro.
  • ¼ de taza de avena cruda.
  • ½ taza de leche de almendras.
  • 1 ½ cucharada de semillas de chía.
  • 5 gotas de extracto de vainilla.
  • Canela en polvo al gusto.
  • 1 taza de hielo.

Preparación

  • Poner todos los ingredientes en el vaso de una licuadora.
  • Licuar hasta que tenga una consistencia cremosa.
  • Servir de inmediato.

Licuado de avena, manzana y almendras

Ingredientes:

  • Una taza de avena.
  • Una manzana verde cortada en cubos.
  • Una cucharadita de miel.
  • Una cucharada de semillas de linaza molidas.

Preparación:

  • Poner todos los ingredientes en la licuadora y batir por dos minutos máximo, hasta que el líquido quede bastante cremoso.
  • Tomar preferiblemente en las mañanas y antes de ir al trabajo.
  • Este licuado generará una gran sensación de saciedad.

Licuado de avena y ciruelas

Ingredientes:

  • Harina de avena: 2 cucharas llenas.
  • Ciruelas secas: 5 unidades.
  • Linaza: 1 cucharadita.
  • Kéfir: 1 taza (se puede sustituir por yogur natural sin azúcar).
  • Cacao: 1 cucharadita.

Preparación:

  • Colocar las ciruelas en agua hirviendo durante 10 minutos.
  • En un envase aparte, mezclar el cacao, la avena y la linaza.
  • Adicionar el kéfir o yogur y revolver bien.
  • Colar las ciruelas, cortarlas y colocarlas en la mezcla.
  • Guardar en la nevera durante la noche y consumir a la mañana siguiente en ayunas.