vida moderna

Licuado de papaya y avena por la noche para desinflamar: así se puede preparar

Esos alimentos tienen un alto contenido de antioxidantes, vitaminas y minerales.


La inflación abdominal es la hinchazón o distensión abdominal que con frecuencia es provocada por comer en exceso, más que por una enfermedad grave.

Por ello, el portal Mejor con Salud reveló que el licuado de papaya y avena es ideal para desinflamar y para prepararlo se deben licuar ¾ taza de papaya, ½ taza de leche de almendras, ¼ cucharada de canela en polvo, ½ taza de avena en hojuelas y hielo al gusto.

No obstante, la anterior bebida no debe ser el reemplazo de ninguna comida y esta debe estar acompañada de una alimentación balanceada y saludable que debe estar guiada por un experto de la salud y por ello, antes se debe consultar a un especialista para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona, pues la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica.

Dicho lo anterior, es importante mencionar que los ingredientes de la bebida tienen grandes beneficios para la salud, como, por ejemplo:

La papaya se destaca por su alto contenido de potasio, el cual está presente en casi todo el funcionamiento del organismo, incluso es vital para el buen desempeño de los riñones y el corazón, la contracción muscular y la transmisión nerviosa.

De igual forma, la papaya cubre el 25 % de la cantidad diaria recomendada de vitamina A, un nutriente que ayuda a mejorar al salud de la piel, pues acelera la síntesis de melanina, el pigmento natural que fomenta el bronceado y la protege de la radiación solar.

Sobre la canela, se ha demostrado que alivia los factores asociados con la enfermedad de Alzheimer al bloquear y revertir la formación de tau in vitro y en el accidente cerebrovascular isquémico al bloquear la inflamación celular, según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, Medline Plus.

Asimismo, es excelente para reducir el colesterol malo, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Agricultura de Peshawar (Pakistán). Además, al reducir el colesterol se previenen enfermedades cardíacas.

De igual forma, se dice que la canela mejora la glucosa en ayunas, la presión arterial, la masa corporal magra y el estado antioxidante en personas con síndrome metabólico.

Sobre la misma línea, un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition y citado por El Milenio reveló que “la avena contiene betaglucano, una fibra soluble que reduce los niveles de colesterol y ayuda a procesar los alimentos en el sistema digestivo con mayor facilidad”.

Además, el estudio Potential Health Benefits of Avenanthramides of Oats, publicado por Nutrition Reviews, indicó que cuando se incorpora la avena en la dieta habitual, el organismo puede experimentar muchos cambios positivos, entre ellos regular el trabajo en el tracto intestinal.

Adicional, la avena es un tipo de grano de cereal que tiene nutrientes como calcio, zinc, cobre, fósforo, hierro, magnesio, potasio, sodio y vitaminas B1, B2, B3, B6 y E, de acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Sin embargo, la avena puede producir gas intestinal e hinchazón y para minimizar los efectos secundarios, las personas pueden empezar con una dosis baja y aumentar lentamente a la cantidad deseada, pues el cuerpo se acostumbrará al salvado de avena y los efectos secundarios desaparecerán, porque el salvado de la avena y la avena integral son probablemente seguros para la mayoría de las personas cuando se la usa en cantidades alimentarias, según indicó MedlinePlus.

Finalmente, la leche de almendras, de acuerdo con el portal portugués de salud, nutrición y bienestar Tua Saúde previene la osteoporosis por ser rica en calcio y magnesio.

Además, indicó que es una “excelente opción para quien tiene intolerancia a la lactosa o alergia a la leche de vaca, alergia a la soya y por personas vegetarianas y veganas”.