Tendencias
Frutos secos
Comer frutos secos regularmente reduce el riesgo de cáncer, diabetes, infecciones y enfermedades cardiovasculares y respiratorias. - Foto: Getty Images

vida moderna

Nuevo hallazgo: la nuez ayuda a conciliar el sueño

Este fruto seco contiene melatonina y minerales como el magnesio y zinc, que son esenciales para una variedad de procesos corporales.

En general, los frutos secos son una buena fuente de proteína. Contienen entre el 10 y el 26 %, pero además, se destacan por poseer arginina, compuesto que favorece el buen tono muscular en la pared de las arterias y que disminuye el riesgo de hipertensión arterial, según el portal especializado en salud, Cuerpo y Mente.

Un estudio realizado por la Universidad de la Américas, México, señala que los frutos secos, gracias a su contenido de ácido fólico y también de lisina (otro aminoácido), previene además problemas vasculares.

Además, inciden en la prevención de ciertas enfermedades como la obesidad, cardiopatía, diabetes tipo II y aquellas relacionadas con la ingesta deficitaria de macronutrientes, fitonutrientes y oligoelementos.

Sin embargo, hay un fruto seco que se destaca entre los demás: las nueces, pues nuevos hallazgos sugieren que son beneficiosos para las personas que sufren de insomnio.

Pero, ¿por qué son buenas para conciliar el sueño? Por ser ricas en melatonina que es una hormona presente en el cuerpo y que afecta el sueño. Se produce y libera según los momentos del día, es decir, según los niveles de luz y oscuridad, explican los expertos de la Clínica Mayo.

Además, la Sleep Foundation (Fundación del sueño) incluye a las nueces en su lista de mejores alimentos para dormir. “La nueces a menudo se consideran un buen alimento para dormir. Aunque las cantidades exactas pueden variar, las nueces contienen melatonina y minerales esenciales como el magnesio y zinc que son esenciales para una variedad de procesos corporales”.

Nueces y frutos secos
La nueces a menudo se consideran un buen alimento para dormir. - Foto: Getty Images

¿Cuántas nueces se deben consumir para dormir?

La nutricionista Lisa Gatenby explicó para la revista Business Insider, que este alimento: “Tienen un alto contenido de selenium. que es un nutriente que aporta decenas de beneficios para el cuerpo, desde la capacidad cognitiva hasta las uñas y el pelo”. Además recomienda comer un par de nueces de Brasil antes de ir a dormir.

“Si no tenemos suficiente de este nutriente en nuestra dieta, nos puede costar dormir. Tres nueces del Brasil son suficientes”, agregó Gatenby.

Otros alimentos para conciliar el sueño

La Sleep Foundation comparte los siguientes alimentos para lograr dormir de manera placentera:

  • Arroz: Algunas pruebas relacionan el consumo de arroz con la mejora del sueño.
  • Pescado graso: Un estudio de investigación encontró que el pescado graso puede ser un buen alimento para dormir mejor.
  • Leche: La leche en sí contiene melatonina y algunos productos lácteos están enriquecidos con melatonina.
  • Kiwi: Algunas investigaciones han encontrado que comer kiwi puede mejorar el sueño.
  • Cereza: Varios estudios han encontrado beneficios para dormir para las personas que beben jugo de cereza ácida.

Frutos secos para cada problema de salud

Nueces contra el colesterol

  • Contiene omega-3, rico en ácido alfa-linolénico y eficaz para reducir el colesterol y la tensión.
  • Se recomienda usarlas en ensaladas y postres.

Almendras para la energía

  • Ideales antes y después de hacer deporte. Ayudan a recuperarse tras el esfuerzo, según varios estudios.
  • Se recomienda consumirlas en crudo y entre comidas.

Cacahuete para el cerebro

  • Un estudio publicado en Journal of Nutrition, afirma que el cacahuate reduce el riesgo de ictus.
  • Se recomienda añadirlos a una preparación con plátano, uvas y manzana.

Cabe resaltar que los frutos secos han sido protagonistas de un gran número de estudios y uno de los más relevantes, fue publicado en BMC Medicine, donde analizaban las principales investigaciones hasta el momento. Su conclusión arrojó que comer frutos secos regularmente reduce el riesgo de cáncer, diabetes, infecciones y enfermedades cardiovasculares y respiratorias.