vida moderna

Pérdida de equilibrio: ¿qué puede causarla y cuáles son los síntomas?

El vértigo posicional paroxístico benigno es la causa más común de vértigo.


Por lo general, los problemas de equilibrio hacen sentir a las personas mareadas, como si la habitación girara, aturdidos e inestables. Incluso, puede que sientan que la habitación está girando o que se van a caer, sea que estén sentados, acostados o de pie.

En concreto, muchos sistemas del cuerpo que incluyen las articulaciones, los músculos, los huesos, los ojos, el órgano del equilibrio en el oído interno, los nervios, los vasos sanguíneos y el corazón, deben funcionar bien para que las personas tengan un equilibrio normal. Esto quiere decir que, cuando los sistemas no funcionan bien, se puede experimentar problemas de equilibrio, según el portal MiddleSexHealth.

Algunos problemas de equilibrio se deben a problemas en el oído interno, otros pueden estar relacionados con diferentes partes del cuerpo como el corazón o el cerebro. Por otra parte, las lesiones en la cabeza, el envejecimiento, las infecciones y ciertos medicamentos o alteraciones en la circulación de la sangre también pueden causar problemas de equilibrio, según el portal Medline Plus.

Imagen creativa Getty
Cuando los sistemas no funcionan bien, se puede experimentar problemas de equilibrio, - Foto: Getty Images/iStockphoto

Síntomas

  • Sensación de estar flotando o mareos.
  • Cambios en la visión, como visión borrosa.
  • Desorientación.
  • Sensación de movimiento o vueltas (vértigo).
  • Sensación de aturdimiento o desmayo (presíncope).
  • Pérdida del equilibrio o inestabilidad.
  • Caídas o sensación de caer.

Causas

  • Migraña: la sensibilidad y los mareos al movimiento (migraña vestibular) pueden ocurrir debido a la migraña. La migraña es una causa común de los mareos.
  • Neuroma acústico: este tumor no canceroso (benigno) de crecimiento lento crece en un nervio que afecta la audición y el equilibrio. Se puedes tener mareos o pérdida del equilibrio, pero los síntomas más comunes son pérdida auditiva y zumbido en el oído.
  • Síndrome de Ramsay Hunt: también conocido como “herpes zóster ótico”, esta afección se presenta cuando una infección por herpes zóster afecta los nervios vesticulares, faciales y auditivos cerca de una de las orejas. Se puede tener vértigo, pérdida auditiva, dolor de oído y debilidad facial.
  • Vértigo postural paroxístico benigno: el vértigo postural paroxístico benigno ocurre cuando los cristales de calcio en el oído interno, que ayudan a controlar el equilibrio, se desplazan de su posición normal y se van a otra parte del oído interno. El vértigo posicional paroxístico benigno es la causa más común de vértigo. (se traduce a tener la sensación de que todo da vueltas al girar en la cama o al llevar la cabeza hacia atrás para mirar hacia arriba).
  • Lesión en la cabeza: las personas pueden tener vértigo debido a una lesión en la cabeza o conmoción cerebral.
  • Mareo por movimiento: es cuando se siente mareo en los carros, botes, en aviones o en juegos de parques de diversiones. Los mareos por movimiento son comunes en las personas con migraña.
  • Neuritis vestibular: este trastorno inflamatorio puede afectar los nervios de la parte del oído interno que se ocupa del equilibrio. Los síntomas suelen ser graves y durar varios días con náuseas y dificultad para caminar.
  • Mareo postural fóbico persistente: este trastorno se presenta frecuentemente con otros tipos de vértigo. Los síntomas pueden ser sensación de movimiento en la cabeza o inestabilidad de movimiento en la cabeza. Los síntomas suelen empeorar al observar objetos en movimiento, al leer o al estar en entornos que interrumpan para la visión como un centro comercial.
  • Enfermedad de Ménière: además de episodios repentinos y graves de vértigo, esta enfermedad puede ocasionar pérdida auditiva fluctuante, zumbido o sensación de tener el oído tapado.

Otras causas de inestabilidad o pérdida del equilibrio

  • Medicamentos: la pérdida del equilibrio o inestabilidad puede ser un efecto secundario de ciertos medicamentos.
  • Algunas afecciones neurológicas: incluyen afecciones como la espondilosis cervical y la enfermedad de Parkinson.
  • Problemas del sistema vestibular: las alteraciones en el oído interno pueden causar la sensación de que la cabeza flota o pesa, y provocar inestabilidad en la oscuridad.
  • Daño en los nervios de las piernas (neuropatía periférica): las lesiones pueden generar dificultades para caminar.
  • Problemas articulares, musculares o visuales: las articulaciones inestables y la debilidad muscular pueden contribuir a la pérdida del equilibrio. Además, los problemas de la vista también pueden causar inestabilidad.