hogar

Pulgas: ¿Cómo eliminarlas con remedios caseros?

Estos remedios son ideales para eliminar las pulgas de tus perros y gatos, sin necesidad de recurrir a insecticidas que pueden ser perjudiciales para la salud de tu familia.


Las pulgas son ectoparásitos que se alimentan de la sangre de los animales de compañía y de los humanos. Estas pueden ingresar de diferentes maneras a los hogares: desde el pelaje de un perro hasta la ropa de sus habitantes y luego se pueden instalar en muebles, tapetes, alfombras, entre otros.

El problema es que una pulga adulta puede poner hasta 50 huevos diarios que luego se transforman en larvas y, en menos de ocho semanas, hay otras 50 nuevas pulgas listas para alimentarse. En unas cuantas semanas, todos los muebles del hogar pueden estar llenos de estos ectoparásitos que pueden ser causantes de problemas de salud en perros, gatos y otros animales de compañía.

Para controlarlas hay diferentes opciones de insecticidas en el mercado, pero algunos pueden afectar la salud de niños, adultos, plantas y animales de compañía. Estos son algunos remedios caseros que se pueden implementar para evitar que las pulgas se propaguen en el pelaje de los animales y en el hogar, sin perjudicar la salud y el medio ambiente.

Vinagre y vinagre de manzana

Gracias a la presencia de ácido acético, el vinagre es ideal para bañar a perros o gatos que tienen pulgas. Simplemente se mezclan, a partes iguales, con el champú que normalmente se le aplica. Este también es un repelente natural para las garrapatas.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio también es una solución no tóxica para eliminar las larvas de las pulgas. Se mezcla con un poco de sal y se usa para lavar los tapetes y otras telas gruesas. Luego se les puede pasar la aspiradora para asegurar que ningún huevo quede entre las fibras.

Jugo de limón

El jugo de limón puede ser mezclado con el agua que se usa para lavar los pisos del hogar. Esto ayuda a desinfectar y evita que las pulgas encuentren espacios adecuados para dejar sus huevos. Este remedio casero se puede hacer cada vez que se limpia el piso y así las pulgas estarán alejadas.

Aceites esenciales

Aplicar en las telas aceites de menta, lavanda, limón, citronela y eucalipto ayuda a que el insecto no se sienta a gusto en la ropa y así se evita transportarlo al salir de casa. Solo se debe combinar unas gotas de estos aceites esenciales con alcohol y esparcirlo con un atomizador o spray sobre las prendas.

Lavanda, romero y manzanilla

Estas plantas son ideales para evitar que las pulgas se acerquen a patios, jardines y zonas verdes en donde se encuentren los animales de compañía. Este efecto se debe a que su aroma es un repelente natural de insectos.

Jabón para los platos

Combinar en partes iguales el jabón de loza con el champú de mascota es una buena forma de acabar con los huevos, larvas y pulgas adultas del pelaje de un perro. Es importante evitar que la mezcla llegue a los ojos del animal. Luego se le debe pasar un cepillo de cerdas de metal para retirar todos los insectos.

Otras recomendaciones

Es importante, una vez se haya identificado la presencia de pulgas en el hogar, hacer una limpieza minuciosa de todas las superficies. Para esto es útil aspirar las costuras de los muebles, los rincones y debajo de los tapetes. Además, es necesario lavar toda la ropa y mantener limpios todos los espacios.

Finalmente, evitar que los animales de compañía se acerquen a otros animales que parecen estar afectados por pulgas y limpiarlos con un paño humedecido con vinagre y un aceite esencial cada vez que ingresen a la casa, luego de haber paseado. Estas acciones preventivas pueden evitar que las pulgas lleguen al hogar.