enfermedades

¿Qué es el síndrome de Ramsay Hunt, la condición que padece Justin Bieber?

El artista confirmó que a causa de este síndrome sufrió parálisis en la mitad de su rostro.


En sus redes sociales, el cantante estadounidense de música pop Justin Bieber anunció que padece una inusual enfermedad que le provocó parálisis facial. “Es por un virus que ataca el nervio en mi oído y mis nervios faciales y ha ocasionado que mi cara tenga parálisis”, explicó Bieber a sus seguidores.

Como pueden ver, este ojo no está parpadeando. No puedo sonreír de este lado de mi cara. Esta fosa nasal no se moverá, continuó detallando la estrella pop, al mismo tiempo que mostraba las consecuencias de lo que fue diagnosticado como síndrome de Ramsay Hunt.

De acuerdo con la organización estadounidense Mayo Clinic, el síndrome de Ramsay Hunt ocurre en personas que han tenido varicela. “Una vez que te recuperas de la varicela, el virus permanece en tu cuerpo, a veces reactivándose en años posteriores para causar herpes zóster... Que afecta el nervio facial cerca de uno de tus oídos. También puede causar parálisis facial unilateral y pérdida auditiva”, explica la entidad.

“Los nervios que atraviesan la cara pasan por canales óseos muy estrechos, y cuando se inflaman se hinchan y pierden la capacidad de funcionar”, agrega Anna Wald, especialista en enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, citada por The New York Times.

Según información de Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el síndrome de Ramsay Hunt afecta principalmente a adultos, aunque en raras ocasiones también se ve en niños.

Los síntomas pueden incluir:

  • Dolor severo en el oído.
  • Erupción dolorosa en el tímpano, en el conducto auditivo externo, en el lóbulo de la oreja, en la lengua o en el paladar, en el lado del nervio afectado.
  • Hipoacusia en un lado.
  • Sensación de que las cosas están girando alrededor (vértigo).
  • Debilidad en un lado de la cara que causa dificultad para cerrar un ojo, comer (el alimento se cae por el lado de la comisura débil de la boca), hacer expresiones o muecas y movimientos finos de la cara, al igual que descolgamiento facial y parálisis en un lado de la cara.

Esta es la publicación de Instagram en la que Justin Bieber cuenta a sus seguidores los detalles respecto a su enfermedad:

¿Cómo es el tratamiento para el síndrome de Ramsay Hunt?

Por lo general, se recetan antiinflamatorios esteroideos y algunos antivirales. En algunos escenarios también se requiere el tratamiento con analgésicos fuertes si el dolor persiste incluso con el uso de esteroides.

Según recomienda Medline Plus, mientras se tenga debilidad facial, es conveniente usar un parche ocular para prevenir lesión a la córnea (abrasión corneal) y otro daño al ojo si este no cierra completamente. Así mismo, algunas personas pueden utilizar un lubricante especial para los ojos en la noche y lágrimas artificiales durante el día para evitar que el ojo se seque.

Respecto al pronóstico y evolución del síndrome, una vez se ha iniciado el tratamiento pertinente, en caso de que el nervio no presente un daño significativo, la persona debería recuperarse luego de unas semanas. No obstante, si el daño en el nervio es mayor, es posible que no se recupere por completo incluso después de varios meses.

La Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos reseña que las probabilidades de recuperación son mejores si el tratamiento se empieza tres días después del comienzo de los síntomas. De ser así, la mayoría de las personas se recupera por completo. Por otra parte, si el tratamiento demora más en empezar, las probabilidades de una recuperación completa disminuyen notablemente.

¿Riesgo de complicaciones?

Así como sucede con otras enfermedades, el síndrome de Ramsay Hunt no está exento de presentar complicaciones en la persona, por ejemplo:

  • Cambios en la apariencia de la cara (desfiguración) a raíz de la pérdida del movimiento.
  • Cambios en el sentido del gusto.
  • Daño al ojo (úlceras e infecciones corneales) que ocasiona pérdida de la visión.
  • Nervios que vuelven a crecer hacia estructuras erróneas y causan reacciones anormales a un movimiento; por ejemplo, sonreír hace que el ojo se cierre.
  • Dolor persistente.
  • Espasmos de los músculos faciales o de los párpados.