vida moderna

¿Qué le pasa al cuerpo si no se comen frutas?

Las frutas deben estar presenten a diario en cualquier tipo de dieta.


Las frutas y las verduras deben hacer parte de una dieta sana y equilibrada; no en vano, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir cinco porciones de fruta al día, intercalándolas con verduras.

Gracias a sus nutrientes, vitaminas y antioxidantes, estos alimentos previenen y tratan algunos padecimientos médicos; además, mejoran el funcionamiento de varios órganos del cuerpo y aumentan las defensas del mismo.

El portal de salud, belleza y cuidado personal, Business Insider, indica que no involucrar estos productos en la dieta puede traer serias complicaciones para la salud, ya que por medio del consumo de estos alimentos, el cuerpo obtiene nutrientes esenciales para su desarrollo y funcionamiento.

Un estudio, mencionado por el medio, reveló que con solo consumir una porción de fruta al día, lo que equivale a una manzana, se pueden tener 19 meses de vida extra; de ahí radica la importancia de que la fruta esté presente en el plan de alimentación de todas las personas, sin importar su edad.

A partir de lo seis meses de vida, los bebés empiezan su alimentación complementaria, ya que sus primeros meses consumían solo leche materna o de fórmula; en compañía del pediatra es importante empezar a involucrar estos productos en su dieta para que se acostumbren a consumirlos por el resto de su vida.

Getty Creativo
Las frutas deben estar presentes en la dieta, a diario. - Foto: Getty Images

El medio explica al detalle las consecuencias de no comer fruta. Gracias al consumo de estas, el cuerpo puede obtener vitamina C, potasio y folatos; estos compuestos son indispensables para la formación de glóbulos rojos o el desarrollo del feto durante el proceso de gestación. Es importante tener en cuenta que la mayoría de nutrientes que se obtiene por medio del consumo de frutas no los puede obtener el cuerpo de manera natural.

Cuando el cuerpo no recibe la suficiente cantidad de antioxidantes que necesita; corre un mayor riesgo de que sus células se deterioren de manera más rápida ante la presencia y el daño de los radicales libres.

“Por ejemplo, muchos de los fitonutrientes presentes en las frutas se ha visto que son capaces de aumentar enzimas de desintoxicación, e incluso reparar los daños en el ADN, una de las principales causas del envejecimiento que puede, además, dar lugar a mutaciones que deriven en cáncer”.

El potasio es indispensable para mantener la presión arterial en niveles adecuados y este compuesto se obtiene por medio de lo que se consume y para poder adquirirlo se tienen que comer frutas como: aguacate, banano, melón, mango, kiwi, papaya, naranja y granada.

El portal Vitónica también explica que cuando no se consumen frutas es poco probable que el cuerpo adquiere la cantidad de fibra que necesita; por ende, su ausencia en la dieta puede desencadenar en problemas digestivos e intestinales.

Cuando no se consumen frutas, la piel suele resecarse más, por ende, se arruga con más frecuencia y a temprana edad. “Las frutas y verduras ofrecen carotenos, vitamina A, vitamina C y mucha agua que inciden en la belleza, sobre todo con respecto a la piel, entonces, sin frutas y verduras no solo afectamos la salud, sino también nuestra estética”.