vida moderna

¿Qué no comer con el estómago vacío según expertos?

Es conveniente tener en cuenta una serie de pautas de alimentación para que el estómago no sufra tras tantas horas de inactividad.


Uno de los cuestionamientos más recurrentes a la hora de ayunar es: ¿Qué se debe comer tras un periodo de ayuno? Si bien, ayunar se ha puesto de moda en las dietas para adelgazar y muchas personas optan por realizar ayunos intermitentes, que consisten en espaciar la última ingesta del día y la primera de la mañana, de manera que transcurran al menos dieciséis horas entre ellas.

Este es un hábito que, según el nutricionista Daniel Ursúa, de Nutrihabits, “se ha demostrado que puede dar buenos resultados”. Sin embargo, es conveniente tener en cuenta una serie de pautas de alimentación para que el estómago no sufra tras tantas horas de inactividad. Lo mismo ocurre cuando las personas ayunan por otros motivos, ya sea por indisposición, por causas médicas o por cualquier otra circunstancia.

En cualquier caso, es fundamental huir de los planes de ayuno prolongados, cuyas propiedades depurativas no tienen ningún tipo de fundamento científico. Lo explica el doctor en bioquímica y biología molecular por la Universidad de Valencia, JM Mulet: “nadie está intoxicado y va a limpiarse con zumos. De hecho, la gente normal no está intoxicada, pues el hígado es el encargado de eliminar lo que el cuerpo no necesita”.

Para él, los llamados planes détox a base de ayunos prolongados no son más que “una excusa como otra cualquiera para vender zumos muy caros”.

Ayuno intermitente
Existen ciertos alimentos que pueden provocar indisposición en algunas personas cuando se toman con el estómago vacío. - Foto: Getty Images/iStockphoto

En principio, según la dietista-nutricionista Paloma Quintana, “si hablamos de personas sanas, no existe ningún alimento que no deba consumirse específicamente con el estómago vacío. Cada persona observe su cuerpo y compruebe si hay algo que le siente mal y, directamente, no lo consuma en ayunas”.

Sin embargo, existen ciertos alimentos que pueden provocar indisposición en algunas personas, desde náuseas a reflujo o activación de la motilidad, cuando se toman con el estómago vacío.

Café

  • Pese a que a muchas personas les puede sentar bien un café tras un periodo de ayuno, es cierto que la cafeína, también está presente en otros productos como el chocolate, el té y bebidas carbonatadas, “puede provocar malestar gástrico, en forma de reflujo o gastritis, cuando se consume con el estómago vacío”, señala el dietista-nutricionista Joan Carles Montero.

Tomates

  • Como se mencionó anteriormente, hay que tener en cuenta que su consumo no afectará de igual manera a todo el mundo, pero es cierto, en palabras de Montero, que los tomates “pueden provocar acidez y posibles síntomas de reflujo”.
  • Si es el caso, es conveniente tomarlos siempre acompañados de otros alimentos para minimizar sus efectos si se van a consumir en ayunas, o simplemente no consumirlos hasta pasadas unas horas y siempre tras la ingesta de otros alimentos.

Pastelería industrial

  • Pastelería y snacks ultraprocesados, dulces y salados, “nunca son saludables y son siempre irritantes”, señala Montero, de manera que habría que evitarlos en todos los casos, especialmente con el estómago vacío.
  • Quintana por su parte añade: “si vamos a incluir en la dieta alimentos tan poco recomendables como la pastelería industrial, que no solo contiene azúcares sino ácidos grasos hidrogenados, hay muchos motivos para no tomarla a primera hora y con el estómago vacío, ya que si empezamos el día consumiendo alimentos poco saludables probablemente el cuerpo nos los siga pidiendo a lo largo del día”.
  • Por esta razón, no es aconsejable optar por este tipo de opciones a primera hora de la mañana tras muchas horas sin comer, ya que “la respuesta metabólica a nivel hormonal será peor que si lo hacemos a otras horas”, señala Quintana.

Alcohol

  • Sin duda esto puede ser algo netamente de sentido común, sin embargo, Quintana lo corrobora: “no se debería tomar alcohol en ningún caso, pero mucho menos en ayunas, no solo por sus propiedades irritantes, sino porque se metaboliza mucho más rápido con el estómago vacío. Y muchísimo menos acompañado de bebidas carbonatadas”, afirma la nutricionista.

Cítricos

  • Quintana insiste en que “no existe ninguna contraindicación para la población sana a la hora de consumir cítricos en ayunas”, aunque es recomendable ver cómo responde nuestro cuerpo y eliminarlos en el caso de que nos sienten mal.
  • “Existen grupos de población muy específicos que deberían tener especial cuidado, desde las embarazadas a personas con gastritis, hernia de hiato o patologías del tracto digestivo”, las cuales podrían tener más problemas a la hora de digerir determinados alimentos especialmente acidificantes, como los cítricos, con el estómago vacío.

Carbohidratos refinados

  • Pan, pasta, arroz y otros refinados no son la mejor opción si el estómago está vacío, ya que provocarán un pico de insulina que dará lugar a una hiperglucemia y a la consiguiente hipoglucemia poco después.
  • “Mejor optar siempre por alimentos con fibra y carbohidratos de absorción lenta, como copos de avena o fruta, e incluso añadir siempre, en la medida de lo posible, un toque de verdura, ya sea una rodaja de tomate entero o unos brotes verdes en un sándwich”, recomienda Quintana.