vida moderna

Regresa Betty ‘la fea’: el doloroso divorcio de Ana María Orozco y Julián Arango mientras grababan la novela

En medio de su actuación como Beatriz Pinzón Solano y el diseñador Hugo Lombardi, ambos actores pasaron por un momento personal muy complejo. No por ello descuidaron su trabajo profesional y ganaron éxito con sus personajes.


Sin importar el paso de los años, la telenovela Yo soy Betty, la fea demuestra ser la producción colombiana de más éxito y acogida, además de seguir despertando el interés de diferentes generaciones en las pantallas a nivel nacional, internacional e incluso en plataformas como Netflix. Recientemente fue anunciado su regreso a la franja nocturna de la televisión nacional, específicamente en el canal RCN, este miércoles 14 de octubre a las 8:00 p. m., en reemplazo de la novela que homenajea la vida del reconocido cacique de la junta, Diomedes Díaz. Según el canal, se transmitirá la versión original, la misma que triunfó en RCN y que en 2019 fue un éxito absoluto.

Son varios los aspectos de Yo soy Betty, la fea, originalmente lanzada en 1999, que han llamado la atención de los espectadores. En primer lugar está la historia de Beatriz Pinzón Solano, la mujer que rompió con todos los estereotipos y prejuicios de la sociedad de esa época, pero también están los particulares y cómicos personajes que rodean la vida de Betty y que ella misma encontrará en su paso por Ecomoda. Por otro lado, el programa ha logrado tocar las fibras más sensibles del país.

No obstante, a los fanáticos de la telenovela también les ha inquietado conocer más detalles de la vida personal de los actores que le dan vida a personajes como Nicolás Mora, Armando Mendoza, Patricia Fernández, Marcela Valencia, Mario Calderón, Daniel Valencia, Hermes Pinzón, entre otros. De hecho, para muchos resultó ser una sorpresa conocer que Betty y el egocéntrico diseñador Hugo Lombardi, interpretados por Ana María Orozco y Julián Arango, fueron esposos en la vida real, aunque por unos pocos meses.

Antes de trabajar en Yo soy Betty, la fea, Ana María Orozco y Julián Arango se conocieron durante el rodaje de la también telenovela colombiana Tiempos difíciles, en 1997, la cual trataba hechos reales que sucedían en el país a nivel político y económico. Luego de esto, en 1998, se volvieron a encontrar para la producción Perro amor, que fue emitida por el canal Uno.

Tras compartir estos espacios y conocerse un poco más, los actores colombianos se enamoraron y decidieron casarse luego de unos meses. Fue en 1999, mismo año en que se estrenó en Colombia la exitosa creación de Fernando Gaitán, producida por el canal RCN, en la cual ambos comenzaron a trabajar precisamente en dos personajes totalmente opuestos, que no se la llevaban bien y tenían una pésima relación. Se trató de los papeles de Beatriz Pinzón Solano y Hugo Lombardi, quien constantemente la insultaba por su fealdad y mal gusto a la hora de vestir.

Pero, como si la realidad se hubiera vuelto ficción, su matrimonio terminó después de seis meses. Fueron muchos los rumores sobre la ruptura que circulaban en la prensa colombiana, los cuales sostenían que esta esta había sido causada por una infidelidad por parte de Ana María Orozco; sin embargo, hasta el día de hoy ninguno de los anteriores fue confirmado y todavía se desconoce la verdadera razón del divorcio.

A pesar de que esta situación personal se presentó en medio del rodaje de la telenovela, ambos actores pusieron todo su profesionalismo para continuar con sus papeles sin desmotivarse ni complicarse por el hecho de tener que trabajar juntos. De hecho, los personajes que cada uno desarrolló en Yo soy Betty, la fea les trajo mucho éxito y son recordados por los colombianos con mucho aprecio. Entre tanto, mantienen una relación cordial como parte de la farándula criolla.

En la actualidad, Ana María Orozco vive en Argentina en compañía de sus dos hijas, Lucrecia y Mia; por su parte, Julián Arango siguió trabajando en otras producciones y tiene un stand-up comedy.