Té de limón
Té de limón | Foto: Getty Images

Vida Moderna

Retención de líquidos: el té diurético que ayuda a eliminarlos

La retención de líquidos se puede dar cuando hay mucho sodio en el organismo, por ello, algunos expertos recomiendan limitar el consumo de sal.

8 de marzo de 2023

La retención de líquidos se manifiesta cuando el organismo o alguna parte de él se hincha debido a que hay un exceso de estos que se quedan atrapados entre las células. Esta situación puede presentarse por sedentarismo, alteraciones hormonales, una alimentación rica en sal y como consecuencia de algunas enfermedades.

En general no se trata de una afección grave, por lo que al ingerir agua, tés diuréticos, realizar drenajes linfáticos o practicar actividad física se puede eliminar. Sin embargo, algunas enfermedades renales, cardíacas o hepáticas pueden causar esta molestia, y en estas situaciones se requiere de tratamiento médico.

La acumulación de líquidos causa hinchazón, que puede notarse fácilmente por un aumento del volumen abdominal y del rostro, sin embargo, suele ocurrir principalmente en las piernas, tobillos y pies, precisa el portal de salud y bienestar portugués Tua Saúde.

Según información del portal español Nutrición y Farmacia, esta es una planta diurética que puede aumentar en un 30 % la secreción de orina. Debido a su contenido de sales de potasio, flavonoides y sapónidos, favorece el flujo urinario y por eso es recomendada para solucionar las afecciones que se generan por la retención de líquidos.

Té de hoja de guanábana.
Té de hoja de guanábana. | Foto: Getty Images

Dado lo anterior, con frecuencia se incluye como una alternativa para mitigar problemas genitourinarios, como los ocasionados por cálculos renales, cistitis, infecciones urinarias, inflamaciones de la vejiga y de la próstata.

También funciona como antiinflamatorio del estómago, eliminando los gases del intestino que provocan molestias e hinchazón, de acuerdo con información del portal Hogarmanía.

Adicionalmente, tiene efectos antiinflamatorios, desintoxicantes y depurativos, por lo que se ha convertido en una solución natural para mediar en enfermedades reumáticas, artritis, artrosis y gota, pues ayuda a eliminar los excesos de ácido úrico y urea.

Recomendaciones

De acuerdo con los especialistas, esta planta es un diurético muy potente, que debe ser consumido con moderación debido a su alta efectividad a la hora de eliminar líquidos. Recomiendan beber bastante agua después de que haga efecto, con lo cual se mejoraría incluso su potencial depurador. También es aconsejable no exceder la ingesta de dos tazas de esta infusión al día y nunca se debería recurrir a ella cuando las personas están en embarazo o lactando.

Mujer en embarazo
Uno de los cambios más importantes que registra la piel de una mujer embarazada es la aparición de estrías. | Foto: Getty Images

La infusión se prepara hirviendo la planta durante cinco minutos y dejándola reposar otros cinco, luego se cuela y ya estará lista para consumir.

Otras opciones naturales

Otras opciones para estimular la eliminación de líquidos son la ortiga, el diente de león y el té verde. En primer lugar, la ortiga se considera un buen depurativo. Esta planta es rica en flavonoides, carotenoides, vitamina C, vitamina B, vitamina K1, triterpenos, esteroles y minerales. También contiene grandes cantidades de magnesio, y todo ello favorece la salud de los riñones.

Riñones
Riñones | Foto: Getty Images/iStockphoto

Por su parte, el diente de león (Taraxacum officinale) también tiene un poder diurético y de esta manera ayuda al organismo a eliminar toxinas e incluso impurezas de la piel. Además, tiene una ventaja en relación con otras plantas que cumplen con la misma función y es que si a la persona no le gustan las infusiones la pueden añadir, por ejemplo, a ensaladas.

Por último, por su contenido de sustancias antioxidantes y su efecto diurético, el té verde es una de las bebidas más consumidas a la hora de combatir la retención de líquidos de forma natural. Para preparar una bebida se añade una cucharadita de té verde a una taza de agua hirviendo y luego se deja reposar. Se debe beber por lo menos 45 minutos después de una comida principal para que la bebida no incida en la absorción de los nutrientes.