Tendencias
Los riñones se encargan de eliminar los desechos y el exceso de líquido del organismo. Foto: Gettyimages.
Los riñones se encargan de eliminar los desechos y el exceso de líquido del organismo. - Foto: Gettyimages

salud

Riñones: deficiencia renal y su relación con las vitaminas del complejo B

Los daños en el tracto urinario requieren una atención médica oportuna debido a que si no se le lleva a cabo un tratamiento adecuado, se puede generar un daño permanente en los riñones.

Los pacientes que empiezan a sufrir de problemas renales crónicos, a la par, suelen experimentar cambios metabólicos en su organismo.

Expertos afirman que conocer el estado nutricional en vitaminas hidrosolubles como la tiamina, riboflavina, piridoxina, cianocobalamaina y ácido fólico, todas estas pertenecientes al complejo B, cobra cada vez más importancia ya que algunas de las manifestaciones de la insuficiencia renal crónica podrían deberse a la deficiencia de algunas de estas vitaminas hidrosolubles.

Las vitaminas hidrosolubles son aquellas que se disuelven en agua y que son expulsadas por las vías urinaria, cuando hay exceso, por los riñones.

Los riñones cumplen una función fundamental para en el cuerpo, ya que son los encargados de eliminar los desechos y el exceso de líquido del cuerpo. También el ácido que producen las células del cuerpo y mantienen un equilibrio saludable de agua, sales y minerales (como sodio, calcio, fósforo y potasio) en la sangre, según el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales.

Sin este equilibrio, es posible que los nervios, los músculos y otros tejidos en el cuerpo no funcionen normalmente.

De acuerdo con un artículo publicado por la revista Nutrición Hospitalaria, denominado Vitaminas B y homocisteína en la insuficiencia renal crónica, en este tipo de afecciónes es frecuente encontrar deficiencias o alteraciones en el metabolismo de vitaminas debido al efecto de las toxinas urémicas, sin embargo, un uso indebido de suplementos nutricionales y vitaminas podría sobrecargar a los riñones, causando mayores daños al organismo.

Sobre la respuesta inmune: la deficiencia de vitamina B6

Se ha descubierto que en animales y en seres humanos se asocia la deficiencia de la vitamina B6 con alteraciones en el sistema inmune. Estas alteraciones incluyen la reducción del número de linfocitos y granulocitos sanguíneos y la reducción de la producción de anticuerpos. Estos hallazgos sugieren que algunas alteraciones de la respuesta inmune en la afección renal crónica pueden ser causadas por la deficiencia de vitamina B6.

Hoy en día no está clara la necesidad de aportar un suplemento farmacológico de esta vitamina, sin embargo, estudios preliminares demuestran que es seguro.

En todo caso, es importante señalar que una persona que crea tener algún indicio de daño renal, lo mejor es que vaya a un especialista que pueda guiar el tratamiento apoyado en exámenes de diagnósticos más precisos.

Síntomas a los que se le debe prestar atención

Alrededor del 10 % de los adultos tendrían algún tipo de enfermedad renal crónica, y otro 6,8 % estaría sufriendo de lesiones avanzadas de esta afección, advirtió un estudio del centro de Epidemiología de la Insuficiencia Renal Crónica en España (EPIRCE).

Entre los síntomas que puede presentar un paciente de esta enfermedad están: la fiebre, los escalofríos, el dolor en la espalda, el costado (flanco) o la ingle, dolor abdominal, necesidad de orinar a menudo y de hacerlo imperiosa y constantemente.

Además, se puede presentar una sensación de ardor o dolor al orinar, náuseas y vómitos, pus o sangre en la orina (hematuria) y orina turbia o con olor desagradable.

De acuerdo con el portal Mayo Clinic, entre las causas para que esto ocurra, está el que las bacterias que ingresan en las vías urinarias a través del tubo que transporta la orina del cuerpo (uretra) pueden multiplicarse y desplazarse a los riñones. Esta es la causa más frecuente de infecciones renales.