Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×
Semana Videos

Filtrar:

VIDEO

¿Cómo pedir aumento de sueldo?

El incremento de trabajo y mayores responsabilidades en el cargo no siempre es un argumento suficiente. Betty Encinales, especialista en temas de recursos humanos, señala que hay que saber leer cuál es el momento adecuado para hablar con el jefe sobre una mejor remuneración salarial.

Hay dos formas de conseguir un aumento de sueldo: en el lugar donde trabaja o en otra empresa. A pesar de que muchos saben eso a ciencia cierta todavía hay muchos mitos a la hora de pedir un aumento de sueldo. Según Betty Encinales, coach laboral de la firma Becruit, algunas personas creen que tienen el derecho de pedir aumento de sueldo porque llevan mucho en un empleo o sus jefes les han asignado más responsabilidades en su cargo. Pero esas razones de por sí no les dan suficiente autoridad para hacerlo. La realidad es que un empleado debe saber cuál es el momento preciso para pedir este aumento. “Leer el ambiente es muy importante”, dice Encinales. Por ejemplo, si no se han cumplido los logros de un equipo o si la empresa tuvo pérdidas, el momento no es el ideal. Tampoco lo es cuando hay cambios de jefes. “En ese momento es mejor saber esperar hasta que haya más estabilidad en el equipo, asegura.

El momento correcto no es cuando el empleado tenga necesidades. Muchos creen que cumplir cinco años en el trabajo, tener un hijo o el comienzo de un nuevo año son argumentos suficientes para mejorar el salario. También creen que lo es tener una oferta en otro trabajo. “No son motivos”, aclara Encinales. Para la experta un momento ideal es cuando el trabajador ha hecho los logros que le han propuesto en el trabajo, por ejemplo, en la revisión de año. “Si uno ha hecho el trabajo y excedido las metas”. Pero explica que hay que hablar con el jefe y mostrarle, ojalá con números, todos esos logros. Es importante tener motivos escritos y claros para argumentar el aumento.

Lea también: Cómo volver a enamorarse de su trabajo 

Cando una empresa tambalea en el tema financiero hay riesgo de que haya corte de personal y de departamentos y si sobrevive a estos, tendrá que hacer más trabajo. A pesar del incremento de las responsabilidades hay que esperar para pedir aumento. “Yo recomendaría hacer el trabajo bien, de una buena forma y cuando sea el momento preciso pedir el incremento”. También recomienda buscar opciones en otra empresa que paguen mejor y donde haya un cargo en el que pueda desempeñar bien.

La educación sirve para tener un buen sueldo, dice Encinales. Los MBAs, especializaciones, cursos y en general los títulos siempre son un mas, pero ellos no garantizan grandes ingresos ni que tenga una posición destacada. Lo más importante son los logros laborales, qué habilidades tiene para resolver problemas, su capacidad de liderazgo, qué idiomas puede hablar para ganar otros mercados. “Tener educación es importante, pero en este mundo que cambia tanto, es indispensable la experiencia práctica que uno tenga para crecer”.

Los millennials quieren cambiar todo el tiempo de trabajo. Encinales les recomienda hacerlo porque cambiar ayuda a aprender nuevas habilidades y a crecer profesionalmente, pero también advierte que no se debe exagerar. “Tener estabilidad también es bueno porque ayuda a construir una buena hoja de vida”, dice. Explica que para las empresas es importante la estabilidad pues de esta forma pueden ver que esa persona no se cansa rápidamente. Todos los trabajos de alguna forma toman tiempo para cogerles el ritmo y aprender de ellos. Además, señala que muchas empresas buscan gente estable porque quieren invertir en esas personas y les pagarles la educación y otro tipo de entrenamientos. “Como es una inversión quieren que sigan surgiendo en esa empresa”.

Le podría interesar: Un robot podría calificarlo en su próxima entrevista de trabajo

“Muchas personas me preguntan si es bueno negociar un salario al comenzar el empleo. Y la respuesta es no”, dice Encinales. La razón es sencilla: la entrevista es el momento indicado para preguntar el salario y hablar de las comisiones y los bonos. “Es en ese momento cuando el candidato habla de si está de acuerdo con las condiciones; cuando acepta la oferta ya no puede pedir aumento.  Cuando la persona empieza a trabajar el empleador sólo tiene de él la información de la hoja de vida y nada más, en ese momento es responsabilidad del empleado probarle con su trabajo cómo se desempeña. Una recomendación es nunca poner en la hoja de vida “me echaron”, sino que hubo una restructuración. En una entrevista eso queda mal y la mejor forma de abordarlo es decir que su salida se dio por reestructuración.

Antes de buscar trabajo es recomendable mirar por internet el salario para el cargo que está aplicando y comparar para que cuando le pregunten por la aspiración salarial esté dentro del rango del mercado. “El error es llegar a un nuevo trabajo y exigir mejor salario”, dice Encinales. Las ofertas de salarios se pueden negociar en un margen limitado: “No puedes pedir el doble porque eso no se va a dar”, aclara Encinales, pero sí se puede negociar teniendo claras las expectativas. Lo común es pedir entre el 10 y el 15 por ciento de aumento salarial.

En conclusión, el tiempo es crucial para pedir aumento de sueldo y eso solo se sabe si la persona ha cumplido los objetivos propuestos. Esto se demuestra con números: aumentó el 15 más de ventas, excedió el objetivo de un proyecto, se ganó un premio, trabajó días extra.  Depende del trabajo, pues en algunos no es de mostrar cifras sino de aptitudes y logros. “Si eres buen trabajador llegarás más fácil a esa conversación que si llegas tarde, no te quieren en el trabajo y quieren más bien sacarte”.

La actitud de muchos de esperar a que el empleador los ascienda es también errada. “Es utópica porque hasta que uno no pide no se genera esa oportunidad”. ES el deber del empleado buscar mejorar su sueldo y mirar que están ofreciendo en la misma empresa para crecer no solo laboral sino económicamente. Por último, recomienda ser competitivo. Hay que prepararse para la competencia y siempre crear algo extra para tener más oportunidades. demostrar que nosotros tenemos algo que nos diferencia de la competencia.

Cargando Comentarios...

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1955

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.