ciencia

Era mentira, no se mueven como se creía

Investigadores de la Universidad de Bristol y la Universidad Autónoma de México descubrieron que la creencia de más de 350 años es una ilusión.


En las clases de educación social que se enseñan en los colegios muchas veces se muestra cómo se mueven los espermatozoides buscando completar el proceso de fecundación. En dicho material los mostraban moviendo la cola, girándola de un lado al otro. 

Este movimiento fue descrito por Anton van Leeuwenhoek, comerciante neerlandés que observó por primera vez los espermatozoides a través de un microscopio, instrumento que se encargó de perfeccionar durante el siglo XVII. 

Sin embargo, de la Universidad de Bristol, Reino Unido, y de la Universidad Nacional Autónoma de México, revelaron que esta descripción no era acertada, pues en realidad se trata de una ilusión.