coronavirus

"Te voy a dormir para que no sientas nada”: el duro relato de una médica en UCI

Mucho se habla de conseguir ventiladores, pero poco de qué es estar conectado a estos. “¿Me voy a morir? No me dejen morir”, pregunta un paciente. "Prometo que voy a intentarlo", contesta la médica Stella Navarro, en Medellín.


“Te vamos a dormir ya. Te vamos a intubar. No te está entrando suficiente oxígeno”. Esta frase hace parte del inicio de un duro diálogo que sostuvo la médica Stella Navarro con un paciente con covid-19 que batalla entre la vida y la muerte en una unidad de cuidados intensivos.

Vea la entrevista con Stella Navarro

Navarro, intensivista de la clínica Bolivariana de Medellín, quien relató la conversación a través de un extenso hilo en Twitter, recibió decenas de comentarios elogiosos en los últimos días. Habló este miércoles con Semana Noticias. 

En la parte inicial de la narración, la médica le cuenta al paciente que, debido a su estado de salud, debe intubarlo. “Te voy a conectar a una máquina para que te ayude a respirar”, le dice e insiste en la importancia de ese procedimiento para poder preservar su vida.

Angustiado, el paciente le pregunta si va a perder la vida y le pide que no lo deje irse. “¿Me voy a morir? No me dejen morir”, afirma. “Te prometo que voy a intentarlo”, responde la médica.

“¿Me voy a morir? No me dejen morir”

En otra parte del diálogo, la profesional le ofrece hablar con sus seres queridos por teléfono. “¿Quieres que hablemos con alguien? ¿Quieres llamar a alguien?”, afirma.

“Es mi oferta, mi tributo a ti y a los tuyos, a aquello que consideras invaluable en tu vida. Te ayudo con el teléfono en un delicado equilibro entre la necesidad, la intimidad, la fragilidad, la vulnerabilidad, la solidaridad y el respeto. Aquello tampoco sale en los libros”, agrega.

En la parte final, la médica afirma que en “un momento tan breve, tan precario, con tanta y tan poca intimidad, no queda sino admirarse de amor y de la vida”.

La doctora Navarro afirmó que este es uno de los tantos diálogos que han tenido ella y sus compañeros en las últimas semanas en las que han atendido pacientes con covid-19. “Hay unos diálogos que impactan más. Este fue uno de los largos. Por la duda persistente del paciente de si se iba a morir”, dijo la profesional, quien señaló que esta experiencia la ha marcado.

“Esto es algo que a mí me ha impactado. Generalmente no estábamos acostumbrados a poder hablar con los pacientes en cuidados intensivos. Los pacientes llegaban a veces muy mal, pero inconscientes. Estos pacientes llegan muy despiertos”, subrayó.

Según Navarro, en estas conversaciones la pregunta más compleja de responder al paciente, como puso de presente en su narración, es si va a fallecer.

“La pregunta más dura es si se van a morir porque uno no tiene la respuesta, uno no sabe. Uno no puede coger y maquillar todo, pero tampoco ser crudo. La respuesta es: voy a ser todo lo posible para que no ocurra”, dijo.

Cuestionada sobre cómo reacciona frente lo difícil de enfrentar la pandemia en primera línea,  manifestó que hay momentos de impotencia.

 “En estos días me hicieron un reclamo y con razón: que estaba muy brava. Yo decía sí, estoy brava porque me siento impotente. Pero también hay momentos en los que uno llora y dice tengo que salir, debo descansar. Uno sabe que esta es una jornada que se repite”, expresó.  

"Sí, estoy brava porque me siento impotente".

“Uno tiene sus momentos muy humanos, entonces tiene que ser muy juicioso en este balance. Todos estamos aporreados y tratando de hacer lo mejor posible”, agregó.

En relación con la ayuda que les brindan a algunos pacientes para que se puedan comunicar con sus seres queridos por teléfono, manifestó que al principio de la pandemia se dieron cuenta “que estaba generando mucho impacto todo este aislamiento, esta lejanía y se nos ocurrió que si la gente se comunica con los suyos a través de un teléfono, ahí hay una herramienta, utilicémosla”.

En Video: el dilema de los médicos en unidades de cuidados intensivos

“La situación ha sido absurda para todos. Uno debe buscar cosas para mitigar. No son solo los pacientes o las familias las que sufren, uno se angustia viendo esto. Esta es una forma de ayudarnos”, manifestó.

Finalmente, Navarro afirmó que el paciente de la conversación pudo superar el momento crítico, sin embargo, dijo que no se puede cantar victoria.

“Son semanas de incertidumbre. Al menos en ese momento lo logramos pasar. Pero esto es una historia de largo plazo. Aquí no se puede cantar victoria rápido. Esto será de tiempo. Por ahora lo vamos a seguir cuidando”, sostuvo.