Perros callejeros
Perros callejeros. - Foto: Getty Images - horkins

adopción de animales

Perros: adopta en la nueva página del Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal

La actualización de dicho portal web mejora el acceso a la información en los procesos de adopción en Bogotá.

El Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal (IDPYBA) de Bogotá, a través de la ampliación de la base de datos, actualizó su página de adopciones para quienes estén interesados en expandir su familia con un perro o un gato. Adicionalmente, el nuevo portal web promete tiempos de respuesta de máximo 24 horas y un proceso de adopción que toma cuatro días.

¿Cómo adoptar usando la nueva página web?

El primer paso es ingresar a la siguiente página web: https://adopciones.idpyba.com/adoptar.

Posteriormente es necesario diligenciar la información relacionada con la preferencia de edad y condiciones especiales del animal, para así filtrar la información disponible. Después, la persona interesada debe elegir la opción “Adoptar” con la que se desplegará una página donde encontrará la foto con los datos de cada uno de los perros y gatos.

Acto seguido, la persona tiene que completar un formulario. Y, en un plazo de 24 horas, el equipo de adopciones se comunicará con el interesado para indicarle si cumple con todos los requisitos.

Finalmente, un segundo formulario deberá ser enviado para acabar el proceso.

Según Tatiana Barrera, líder del área de adopciones del IDPYBA, esta página es una solución para que las personas conozcan el perfil de cada animal y así encuentren al más compatible para cada familia.

Pese a que no existen cifras oficiales concretas, se calcula que en Colombia hay más de un millón de animales abandonados. Según la Fundación Día de los Animales Callejeros, en el mundo hay unos 600 millones de perros y gatos dejados a su suerte en las calles.

Encuentra tu ‘match’ ideal

Las personas interesadas pueden leer una breve descripción de las personalidades y de las recomendaciones que cada uno debe tener a la hora de adoptar. Entre los animales disponibles está Lola, una gata de cinco años que es descrita como “sociable y cariñosa”. También pueden conocer a Luna Antonieta, una perrita mestiza de 11 años de edad, tranquila, noble, tímida y consentida, “una dulzura de perrita”.

Adicionalmente, aquellas personas que adopten perros o gatos con condiciones especiales de comportamiento, tienen la opción de solicitar la orientación y acompañamiento del equipo de expertos del IDPYBA. Esto con el objetivo de lograr un manejo adecuado, corregir conductas indeseables y suministrar pautas de adiestramiento básico que contribuyan a una tenencia responsable.

Las adopciones también pueden realizarse de manera presencial en la Unidad de Cuidado Animal, carrera 106 A # 67-02, barrio El Muelle en la localidad de Engativá. El horario de atención es de lunes a domingo entre las 10:00 a.m. y las 3:00 p.m.

Otras recomendaciones para adoptar

“A veces las familias ven en la página web un animal que les llamó la atención, pero cuando vienen nos cuentan que tienen niños o que quieren un perro muy tranquilo, y resulta que el que escogieron por la página es muy hiperactivo. En esos casos, nosotros orientamos a la gente y presentamos otras opciones que se adapten más a lo que quieren”, dijo Tatiana Barrera en conversación con SEMANA.

Al adoptar hay que tener en cuenta todas las responsabilidades que conlleva mantener a un perro o a un gato. Cabe destacar que aquellos animales adoptados en el IDPYBA llegan a sus nuevas casas esterilizados, vacunados, desparasitados y con un microchip de identificación implantado.

Aquí algunas de las recomendaciones antes de adoptar:

  • Adaptar el hogar para la llegada del animal de compañía. Comprar juguetes, platos, cama y la arenera en caso de que el animal sea un gato.
  • Tener claras las necesidades particulares de cada animal, dependiendo de la edad, la raza e incluso el origen. Cada perro o gato tienen diferentes comportamientos y necesidades.
  • Presentar de manera controlada al nuevo perro o gato a todos los miembros de la familia. La adaptación tiene que ser paso a paso: acostumbrarlo a los nuevos olores, acercarlo para que comparta espacios y, finalmente, dejarlo jugar libremente.