EL PROYECTO PENITENCIARIO


En la edición #913, la columna de Alejandro Santos registra una radiografía que aunque no
logra tratar el tema penitenciario a profundidad, sí consigue explorar los puntos cruciales y mencionar las más
protuberantes fallas estructurales del sistema penitenciario colombiano.
Al señor Santos Rubino _a quien le reconozco calidades de escritor y analista estupendas_, se le escapó
hacer referencia al Código Penitenciario y Carcelario que hace curso en el Senado. Anota el señor Santos
que: "El gobierno y el Congreso no pueden seguir reaccionado epilépticamente ante las fallas
estructurales de las cárceles...", afirmación con la que varios de los colegas del Congreso y yo nos
identificamos a plenitud.
No ha resultado sencillo seducir a nuestros periodistas para que se ocupen de este proyecto que fue
originado en la Fiscalía General; que fue evaluado por congresistas y que fue consultado por meses con
autoridades jurídicas y penitenciarias nacionales e internacionales y en el que además se aplicó una
concertación que incluyó, no sólo a la misma Fiscalía, sino las observaciones de funcionarios de la rama
judicial, de la Policía Nacional y, finalmente, que mantuvo informados, a través de extensas
deliberaciones, a los reclusos representados en lo que se ha dado en llamar mesas nacionales de trabajo.
Gustavo A. Guerra Lemoine
Bogotá