Home

Cocina

Artículo

El ajo es un alimento que contiene minerales y vitaminas como el manganeso, vitaminas B6 y C. - Foto: Sxc.hu

nutrición

10 alimentos para fortalecer el sistema inmunológico

Estos son los alimentos clave para mantener las defensas altas y contrarrestar los síntomas de la gripe.

El sistema inmunológico es el encargado de defender al organismo de cualquier antígeno que pueda causar daño. Estos pueden ser gérmenes, bacterias, virus, sustancias externas e incluso células dañadas.

Una vez se detecta un antígeno que entra al organismo, se activa una respuesta inmune: la producción de anticuerpos que se desplazan por el torrente sanguíneo usando los glóbulos blancos como medio. Además, el sistema inmunitario guarda la información del antígeno y, de esta manera, se prepara para contrarrestar estructuras moleculares negativas.

Aquí algunos de los alimentos que pueden mejorar el sistema inmunológico.

Ajo

Este alimento contiene minerales y vitaminas como el manganeso, vitaminas B6 y C, selenio, calcio, potasio y alicina, esta última ayuda a proteger el hígado y a prevenir resfriados. Además es un excelente antibacteriano, específicamente contra la salmonela y la e-coli; es antiviral y antifúngico, es decir, reduce la necesidad de oxígeno de algunos hongos, lo que ralentiza su crecimiento.

Jengibre

El jengibre -también conocido como castilanchile o kion- es un tallo subterráneo originario del sudeste asiático que tiene gingerol. Este compuesto posee propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y digestivas que ayudan a controlar el nivel de colesterol y de azúcar en la sangre. Su consumo también aporta fibra, potasio y vitamina C.

Espinaca

Gracias a su alto contenido de antioxidantes, betacarotenos y vitaminas A y C, las espinacas incrementan la capacidad del sistema inmune para combatir infecciones y favorece la división celular y la reparación del ADN de las células. Es recomendable comer espinacas cocidas para aumentar su aporte de vitamina A.

Cúrcuma

Uno de los ingredientes activos de la cúrcuma es la curcumina, la cual tiene potentes propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Según la Arthritis Foundation, las propiedades antiinflamatorias de la curcuma ayudan a reducir el dolor que sienten las personas con artritis en sus articulaciones. En cuanto a sus bondades antioxidantes, el portal Medical News Today afirma que la cúrcuma evita daños en el hígado y por tanto ayuda a mantener estables los niveles de toxinas en la sangre.

Almendras

Gracias a su alto aporte de vitamina E es un alimento clave para mantener un sistema inmunológico saludable. Esto se debe a que la vitamina E es liposoluble y ayuda a formar glóbulos rojos, además de ensanchar los vasos sanguíneos, por lo que los anticuerpos podrán responder de forma adecuada ante un antígeno. Unas 46 almendras crudas con piel proveen casi el total de la dosis diaria recomendada de esta vitamina.

Arándanos

La antocianina es el compuesto responsable de darle el color característico a los arándanos, además es un compuesto antioxidante que ayuda a mejorar la agudeza visual, a reducir los radicales libres en el organismo y son quimio protectores. Estudios realizados por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos califican al arándano como el alimento de mayor poder antioxidante entre 40 alimentos analizados.

Té verde

Esta clase de té es de las más beneficiosas para el buen funcionamiento del sistema autoinmune, gracias a que contiene antioxidantes como los flavonoides, el epigallocatechin gallate (EGCG) y el aminoácido L-teanina. Todo esto ayuda a la función inmunológica y a la producción de glóbulos blancos.

Infusión de equinácea

La equinácea es rica en vitaminas B y C, betacarotenos y riboflavina y, además, ayuda a mejorar la respuesta inmunológica al actuar como inmunomodulador sobre los linfocitos T (glóbulos blancos encargados de responder a la presencia de antígenos en el organismo). Gracias a esto, esta planta es considerada como uno de los mejores antibióticos naturales que existen.

Cítricos

Los cítricos como el limón, la naranja y la mandarina son alimentos ricos en vitamina C, la cual estimula la producción de glóbulos blancos. Además, esta vitamina es necesaria para el crecimiento y reparación de tejidos. Es decir, la vitamina C ayuda a sanar y cicatrizar heridas por las cuales pueden ingresar antígenos al flujo sanguíneo.

Infusión de Uncaria Tomentosa

La infusión de esta planta, originaria de las selvas sudamericanas y popularmente conocida como ‘uña de gato’, aporta un alcaloide denominado isopteropodina y al ácido clorogénico. Ambos compuestos ayudan al funcionamiento de los glóbulos blancos y así asegurar que destruyan los elementos extraños o antígenos alojados en la sangre.