La Universidad de Tokio hizo un reciente estudio para medir la efectividad de los tapabocas para prevenir el contagio del coronavirus. Para esto, los investigadores crearon un simulador de infección en una cámara de aire, donde pusieron frente a frente dos cabezas de maniquíes. La primera nunca se pone un tapabocas y tiene un nebulizador que descarga sin interrupción las partículas del virus contra la otra persona. Al maniquí que recibe las partículas, que opera con un ventilador que imita la respiración humana, le hicieron tres ensayos diferentes: 1) con tapabocas de tela, 2) con tapabocas quirúrgico, 3) con uno N95. El resultado fue que con tapabocas de tela la absorción del virus se redujo en 40 por ciento. Con el quirúrgico, esa cifra llegó al 50 por ciento. Pero con el N95 la reducción llegó al 90 por ciento.

2020-10-24

Otros Confidenciales

VICKY EN SEMANA

Video | “No me descaché, los choqué de frente”: abogado que atropelló a ladrones en Bogotá

El joven aseguró que ya se encargó de la legalización de la captura y la imputación de cargos en contra de los delincuentes.