Una declaración de Darío de Jesús Monsalve, el arzobispo de Cali, alborotó el avispero. El monseñor dijo textualmente: “Todo ciudadano honesto dará su voto por el Sí”. Esta frase le dio munición a la oposición con el argumento de que habría que concluir que los que votaran por el No serían deshonestos. La metida de pata fue tan grande que llevó a la Conferencia Episcopal a notificar que la Iglesia no inducirá a los colombianos a votar por el Sí o por el No, sino simplemente los invitará a informarse para participar en la consulta de manera responsable. Esta aclaración tiene consecuencias importantes, pues la Iglesia colombiana se había pronunciado oficialmente a favor de los acuerdos de La Habana, lo cual le daba luz verde a cada cura para desempeñar en su parroquia un papel didáctico por esa causa. 

2016-08-21

Otros Confidenciales

VICKY EN SEMANA

Los riesgos de sacar a la Policía del Ministerio de Defensa, según Rafael Nieto

El integrante del Centro Democrático aseguró que cambiar a la institución de la cartera podría tener consecuencias muy negativas.