El empresario colombiano, acusado de ser el uno de los principales testaferros del presidente venezolano Nicolás Maduro y por lavado de dinero, Álex Saab, pisó suelo estadounidense en la noche de este sábado, luego de haber sido extraditado desde Cabo Verde.

La noticia, que tomó por sorpresa a todos, puede poner a tambalear a más de uno, empezando por el primer mandatario venezolano Nicolás Maduro y siguiendo por un sector de la clase política colombiana.

Con el empresario de 49 años en territorio estadounidense, se espera que colabore con la justicia y comience a dar detalles sobre los movimientos de dinero de Maduro y las negociaciones que habría adelantado con el Gobierno iraní para la compra de armas, entre otros.

De hecho, mediante un comunicado, el Departamento de Justicia de Estados Unidos informó sobre la fecha de la presentación de Saab ante la Corte de ese país, en el estado de Florida. “Se espera que su presentación inicial ante la corte sea el 18 de octubre”, reza la misiva.

Saab y su socio Álvaro Pulido, que está prófugo, son acusados en Estados Unidos de dirigir una red que explotaba la ayuda alimentaria destinada a Venezuela. Habrían sacado 350 millones de dólares de Venezuela para depositarlos en cuentas que controlaban en Estados Unidos y otros países, según reseña la AFP.

Saab tiene estatus de diplomático por parte del Gobierno venezolano y fue nombrado miembro de la mesa de diálogo entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición en México, diálogos que, a propósito, fueron suspendidos por la extradición del barranquillero.

2021-10-17

Otros Confidenciales

Vicky En Semana

“Los partidos han perdido coherencia”: Ómar Yepes estalla por apoyo a Petro sin condiciones desde el Partido Conservador

El expresidente de esa colectividad también destacó cuál es la importancia de la oposición en los sistemas democráticos.