innovación

Alpina: alimentar la innovación

A través de su centro de investigación, reconocido por Colciencias, la compañía cierra brechas tecnológicas y genera conocimiento.


En 1945 llegaron al Valle de Sopó dos inmigrantes suizos para elaborar de manera artesanal productos lácteos de alta calidad. Su conocimiento era empírico, pero con el tiempo la empresa familiar que fundaron comprendió que la fórmula del éxito estaba en la ciencia y la innovación. Así que casi 50 años más tarde se fortaleció un equipo de investigación y desarrollo que pronto revolucionó el mercado de alimentos en Colombia.

Alpina S.A. ha sido una compañía pionera de la industria de alimentos en el país. Productos como la leche ultra-pasteurizada aséptica larga vida o la Avena Alpina han marcado un camino de éxito guiado por la innovación, en el que han sido fundamentales los procesos de transferencia y adopción de nuevas tecnologías, que generaron una reorganización del mercado y nuevas oportunidades para el sector lácteo colombiano.

La ciencia y la tecnología han sido claves en la evolución de la compañía. En el 2006, Alpina lanzó al mercado productos funcionales. Contactó a los centros de investigación de primer nivel en Europa para codesarrollar productos innovadores para la industria como lo son Yox y Regeneris. Durante todo este proceso de entendimiento científico, Alpina inició la construcción de un centro de investigación denominado el Instituto Alpina.

Desde 2012 este instituto se convirtió en un ambicioso proyecto para la investigación en nutrición, bioprocesos e inocuidad y el apoyo a iniciativas de desarrollo tecnológico y evolución industrial que permitieran cerrar brechas tecnológicas y generar conocimiento propio. Tres años más tarde sus resultados lo hicieron merecedor del reconocimiento de Colciencias como grupo de investigación.

EL FUTURO

A través del tiempo, la compañía ha venido preparándose por medio de una estrategia de actualización de sus plataformas tecnológicas, de definición y desarrollo de nuevas tecnologías claves para generar innovación en productos y procesos, y mejorar su desempeño ambiental.

En la actualidad, las actividades en ciencia, tecnología e innovación se realizan en diferentes laboratorios, plantas pilotos y con más de 250 aliados nacionales e internacionales. Como hace 75 años cuando llegaron al Valle de Sopó, aseguran que entre sus prioridades está impactar positivamente la sociedad colombiana con productos alimenticios que mejoren el bienestar de los consumidores y su desempeño en sostenibilidad.

Lea también: Reino Unido y Colombia conectan sus ecosistemas de ciencia e innovación