entrevista

El secreto del buen momento de Tocancipá: pensar en beneficio de la región.

Lo dijo a SEMANA el alcalde del municipio, Walfrando Forero, quien afirma que de nada sirven las inversiones en “obras de cemento” si no se capacita a la comunidad para valorarlas, respetarlas y disfrutarlas.


SEMANA: ¿Qué obras elegiría usted para evidenciar el desarrollo de Tocancipá?

WALFRANDO FORERO: Las vías Piedemonte, Camino del Medio, la del Autódromo, el Anillo Vial de Verganzo y el plan maestro de acueducto y alcantarillado. En un municipio lo primero que se debe hacer es controlar el caos urbanístico y el crecimiento desorganizado. Esto se consigue al construir grandes vías que aporten conectividad, movilidad, seguridad y accesibilidad. Esa es una base para contar con un desarrollo bien orientado.

SEMANA: ¿Qué proyectos preparan en este momento?

W.F.: Construimos el Hospital Regional de Tocancipá, un auditorio, la biblioteca, la megaludoteca y el megahogar. No hemos inaugurado estas obras por respeto a las garantías electorales. También diseñamos un parque lineal en los costados occidental y oriental de la Antigua Vía Nacional.

SEMANA: ¿Cómo funciona la relación infraestructura-cultura?

W.F.: De nada sirven las grandes obras de cemento si no preparamos a la comunidad para disfrutarlas y cuidarlas. Debemos crear una cultura de responsabilidad para mejorar el comportamiento de los ciudadanos, para generar más educación y transmitir todo eso a cada familia del municipio. Si todos protegemos nuestros espacios públicos tendremos bienestar. Desde la Alcaldía trabajamos para concientizar a la sociedad.

SEMANA: ¿Cómo se decide cuáles obras de infraestructura llevar a cabo? Debe ser una elección compleja…

W.F.: Pensando en mejorar las condiciones de la región. Es el caso del hospital: pretendemos que en todo el territorio exista un gran servicio de salud, no solo en Tocancipá. Si construimos grandes vías no pensamos solo en la movilidad del municipio sino en cómo conectarnos con la zona industrial de Sopó, Gachancipá, y en cómo mejorar las condiciones de movilidad hacia Zipaquirá y Cajicá. ¡Hay que pensar en la región!

SEMANA: ¿Qué papel ha desempeñado el sector privado en el progreso del municipio?

W.F.: Si uno como alcalde no se acerca al sector privado y a las multinacionales, el municipio nunca podrá ser sostenible. Los grandes proyectos, incluido el hospital del que hemos hablado, los operan los privados. Ellos garantizan que estas obras van a funcionar y que van a ser sostenibles.